Economía

UE y banqueros discutirán por tope a bonificaciones

12 febrero 2014 5:3 Última actualización 03 abril 2013 9:51

[Bloomberg] Se aprobó una ley para que los bonificaciones no superen el salario fijo.


 
Reuters
 
El regulador bancario de la Unión Europea (UE) decidirá en los próximos meses qué banqueros deberían tener un tope en sus bonificaciones, alimentando la esperanza de los prestamistas acerca de que las normas podrían flexibilizarse antes de entrar en efecto en el 2014.
 
La UE aprobó una ley para colocar un tope a las bonificaciones para que no superen el salario fijo, duplicando el sueldo si los accionistas dan el visto bueno.
 
La nueva ley responde al descontento público por el tamaño de las bonificaciones, especialmente en bancos que tuvieron que ser rescatados con dinero de los contribuyentes en un momento de austeridad en Europa.
 
La Autoridad Bancaria Europea (ABE) dijo el miércoles que 2 consultas sobre la implementación de la legislación serán publicadas este año para determinar el impacto que la misma tendrá sobre el sector.
 
La primera será sobre normas vinculantes que definen quién asume riesgos en un banco y por lotanto objeto del tope de bonificación. El segundo establecerá las guías para que los reguladores nacionales sepan cómo tratar los pagos que no son en efectivo incluidos en el paquete de remuneración de un banquero.
 
Reguladores de los estados de la UE usan actualmente sus propias definiciones sobre aquellos que asumen riesgos, pero la meta es conformar una interpretación común al respecto, dijo la ABE.
 
Luego de no haber podido impedir el tope, los banqueros ahora esperan poder flexibilizarlo en la práctica.
 
"La definición actual del que asume riesgos en Gran Bretaña es muy amplia y no solo incluye a operadores y empleados importantes, sino también a personal de segunda línea como los que no son operadores", dijo en condición de anonimato una autoridad de la industria bancaria.
 
Incluso otros empleados bancarios son considerados como ‘tomadores de riesgo’ en Francia y Alemania, y las organizaciones bancarias de varios estados de la UE quieren que la ABE limite la definición a banqueros importantes y ejecutivos, agregó la autoridad.
 
La ABE también finalizará una guía sobre el tratamiento de las bonificaciones que no son en efectivo, como bonos y las opciones sobre acciones.
 
Esos instrumentos distintos del efectivo pagados 5 años después de haber sido entregados a empleados calificarán para un descuento, permitiendo la adjudicación de mayores bonificaciones generales.
 
La ABE decidirá cómo se calculará ese descuento, mientras los bancos buscan la mayor tasa posible.