Economía

UE pronostica crecimiento de 1.5% para 2015 pese a crisis griega

En su pronóstico económico para este año, la Unión Europea vaticinó un crecimiento económico para la región de 1.5 por ciento, esto pese a las expectativas pesimistas en torno a Grecia, que tiene pendiente los vencimientos de sus deudas.
AP
05 mayo 2015 17:6 Última actualización 05 mayo 2015 17:9
Grecia

Pese a crisis griega, la Unión Europea prevé un crecimiento de 1.5 por ciento para 2015. (Bloomberg)

BRUSELAS.- La Unión Europea elevó su pronóstico de crecimiento en los 19 países de la eurozona pese al pesimismo existente en torno al desempeño de Grecia, en problemas para recibir una inyección de efectivo con la que pagaría sus vencimientos de deuda.

En su pronóstico de principios de año publicado hoy, la rama ejecutiva de la UE informó que anticipa un crecimiento de 1.5% para la eurozona en 2015, un aumento de 0.2 puntos porcentuales respecto al pronóstico que emitió en febrero. Para 2016 la comisión mantiene su vaticinio de 1.9% de crecimiento.

Indicó que toda la eurozona se benefició de diversos factores, entre ellos el descenso en los precios del petróleo, un pronóstico global estable, un euro menos fuerte, el estímulo monetario de mil 200 billones de euros que aporta el Banco Central Europeo y políticas presupuestales más expansivas. 

"La economía europea goza de su mejor primavera en varios años, y el crecimiento se debe tanto a factores externos como a medidas de políticas que comienzan a rendir frutos; pero se necesita hacer más para asegurar que esta recuperación sea más que un fenómeno temporal", dijo Pierre Moscovici, comisionado de la UE para Asuntos Financieros y Económicos."


La recuperación es impulsada por Alemania, la economía más importante del continente, que según las previsiones tendrá un sólido crecimiento de 1,9% este año y de 2% el próximo. Otro buen desempeño es el de España, que espera un saludable crecimiento de 2,8% en 2015 y de 2,6% el año entrante.

Para muchos, eso es prueba de que la decisión de apretarse el cinturón que tomaron los gobiernos al comienzo de la crisis económica comienza a dar resultados.

"La recuperación llegó a Europa porque se dio un receso a las políticas de austeridad", afirmó la Confederación Europea de Comercio en un comunicado. "Por fin se ha dado una oportunidad al crecimiento".

Un país que parece ir en sentido contrario de la recuperación es Grecia, que tiene problemas para llegar a un acuerdo sobre un paquete de reformas económicas necesarias con el fin de que sus acreedores europeos liberen recursos para su rescate financiero. Sin los 7.200 millones de euros (7 mil 800 millones de dólares) que necesitan, los griegos podrían caer en bancarrota y estarían ante el riesgo potencial de abandonar el euro.

La incertidumbre ha aumentado desde que el partido de izquierda Syriza ganó las elecciones generales de enero con la promesa de que pondría fin a las medidas de austeridad imperantes en el país. Tanto inversionistas como empresas dudan de hacer planes de largo plazo en una nación cuyo futuro económico es incierto.

La Comisión Europea anticipa que el crecimiento griego será de 0.5% este año, una baja sorprendente de 2 puntos porcentuales respecto al pronóstico que hizo hace tres meses. Para 2016 anticipan que el crecimiento de Grecia llegará a 2,9%.