Economía

UE aprueba rescate para el banco más antiguo del mundo

La Comisión Europea aprobó el programa de rescate para el banco italiano Monte dei Paschi por un monto de 5.4 mil millones de euros, y requerirá de una drástica reestructuración de esa institución.
Reuters
04 julio 2017 18:52 Última actualización 04 julio 2017 18:52
Banco italiano Monte dei Paschi di Siena. (Reuters)

Banco italiano Monte dei Paschi di Siena. (Reuters)

BRUSELAS/MILÁN.- La Comisión Europea aprobó el martes un programa de rescate estatal para el prestamista italiano Monte dei Paschi di Siena, el banco más antiguo del mundo, que ahora será sometido a una profunda reestructuración a fin de garantizar su subsistencia a largo plazo.

En un comunicado, los reguladores de asistencia financiera de la UE dijeron que Roma podía inyectar 5 mil 400 millones de euros (6 mil millones de dólares), después de que Monte dei Paschi acepte ser sometido a una drástica reestructuración que incluye la transferencia de préstamos incobrables a una plataforma privada especial y un límite salarial para los gerentes.

El cuarto mayor prestamista de Italia ha estado buscando por largo tiempo un acceso a fondos de emergencia, después de verse impedido de recaudar 5 mil millones de euros en el mercado.

La Comisión Europea, que el mes pasado dio su autorización preliminar al rescate estatal del banco, dijo que el proceso de reestructuración de cinco años aseguraría viabilidad de largo plazo al prestamista.

Como parte de la reformulación del negocio, Monte dei Paschi transferirá 26 mil 100 millones de euros a un vehículo especial de financiamiento privado, bajo los términos del mercado, en una operación que será respaldada en parte por el fondo de rescate italiano, Atlante II.

También cambiará su modelo de negocios para centrarse en los clientes de banca minorista y en pequeñas y medianas empresas.

Monte dei Paschi dijo que buscará una "recapitalización como medida de precaución" bajo las normas de asistencia financiera de la UE, después de su fallido intento por reunir fondos a partir de inversores privados.

"Esta inyección de capital sólo puede ser aprobada una vez que tenedores de bonos y accionistas hayan contribuido a los costos de la reestructuración, en línea con los requerimientos de "gastos compartidos" para rescates de la UE, dijo la comisaria de Competencia del bloque, Margrethe Vestager.

El banco italiano fue fundado hacia 1472, y desde entonces se ha mantenido en funcionamiento sin interrupciones.