Economía

Empresas mexicanas rompen silencio sobre riesgo de elección en EU

Cada vez es más recurrente que las firmas  señalen a las elecciones de Estados Unidos como un factor de riesgo para la venta de bonos y acciones de México, luego de que durante un tiempo preferían no hablar sobre eso.
Bloomberg
12 octubre 2016 11:33 Última actualización 12 octubre 2016 14:3
empresario silencio

(Especial)

A pesar de la habitual retórica de Donald Trump de oposición a los acuerdos comerciales y a México, los empresarios al sur de la frontera se han abstenido de hablar sobre la elección estadounidense.

Pero sus abogados y asesores dicen que ha llegado el momento de hablar.

En la campaña, el candidato republicano y su rival demócrata, Hillary Clinton, aparecen cada vez más como factores clave de riesgo en los prospectos de venta de bonos y acciones de México.

Ahora aparecen junto a advertencias ya tradicionales en esos documentos, tales como una recesión y una caída imprevista de la demanda.

La información que las compañías tienen la obligación legal de proporcionar a los inversores destaca el temor a que una elección peculiar y contenciosa afecte a una economía global basada en dos décadas de acuerdos de libre comercio.

“No recuerdo que haya habido antes factores de riesgo que mencionaran a personalidades de los principales partidos de Estados Unidos”, dijo Jorge Juantorena, socio de la firma legal Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, que asesora en ventas de acciones y otros temas empresariales en México.

“Sin duda eso dice algo sobre la situación actual”.

Desde julio, por lo menos cinco compañías mexicanas con planes de vender bonos o acciones han mencionado el resultado de la elección del 8 de noviembre como un factor de riesgo que podría afectar sus modelos de negocios.

RLH Properties, que opera el Hotel Four Seasons en la Ciudad de México y obtuvo mil 340 millones de pesos (71 millones de dólares) en una venta de acciones, advirtió que la votación podría tener “efectos negativos” en las relaciones entre los Estados Unidos y México.

La productora de cemento Grupo Cementos de Chihuahua dijo que la elección incorpora “incertidumbre” al futuro del comercio transfronterizo, mientras que la productora de tequila José Cuervo dijo que quien gane la elección y la posible reorganización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) podrían tener un “importante” impacto en sus actividades.

“No hay certeza alguna respecto de lo que hará un nuevo gobierno estadounidense”, dijo en su prospecto de bonos El Puerto de Liverpool.

La firma minorista dijo que las amenazas de Trump de construir un muro o de retirarse del TLCAN podrían causar “roces” entre los dos países.

“No puede pronosticarse el impacto de esas u otras medidas que pueda adoptar el nuevo gobierno”.

Trump critica habitualmente los acuerdos comerciales como el TLCAN, a los que responsabiliza de la declinación de la industria manufacturera de los Estados Unidos.

Hasta Clinton, cuyo grado de aceptación de los acuerdos es mucho mayor (su esposo firmó el TLCAN durante su gestión presidencial), también ha admitido que se los podría reformular para obtener más beneficios para los trabajadores estadounidenses.

El comercio entre México y los Estados Unidos se ha quintuplicado y ha alcanzado los 500 mil millones de dólares anuales en productos desde la entrada en vigor del acuerdo en 1994.

El país latinoamericano es ahora el mayor socio comercial de los Estados Unidos después de China y Canadá, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El peso mexicano es el más afectado por la incertidumbre política en los mercados globales, al actuar como un parámetro de la ansiedad de los inversores acerca de la elección de noviembre. El peso cayó más que cualquier otra de las principales divisas globales en septiembre, en tanto las encuestas mostraron que Trump iba ganando a Clinton, y luego registró la mayor alza en lo que va de este mes en tanto cayó el apoyo tras la publicación de un video que lo muestra hablando peyorativamente de las mujeres.

: