Economía

Presupuesto de Trump golpea a quienes lo llevaron a la Casa Blanca

El Gobierno del presidente estadounidense presenta su propuesta de presupuesto, en el que buscan un recorte de 3,600 mdd en alimentos y salud para atender a personas de bajos ingresos.
Bloomberg
23 mayo 2017 10:26 Última actualización 23 mayo 2017 10:44
Trump es investigado por relación con Rusia. (Reuters)

Trump es investigado por relación con Rusia. (Reuters)

El presidente de Donald Trump lanzó su primer presupuesto, el cual reduciría drásticamente el papel del gobierno de Estados Unidos en la sociedad, golpeando fuertemente a las zonas rurales, con trabajadores pobres que lo apoyaron para llegar a la Casa Blanca.

El proyecto incluye recortes a la red de seguridad para los pobres y discapacitados, golpeando las comunidades agrícolas y ciudades del interior por igual.

En su actual forma es poco probable que la propuesta sea aprobada por los legisladores, ya que éstos elaboraron su propio proyecto de recortes de gastos e impuestos, pero el documento es significativo porque establece las prioridades presupuestarias de Trump y fija objetivos en las discusiones con el Congreso.

Los votantes de las minorías urbanas a quienes Trump preguntó en su campaña “¿Qué tienes que perder?” consiguieron una respuesta en los 3 mil 600 millones de dólares en reducciones de gastos que solicitó este martes.

Ellos incluyen reducciones en los cupones de alimentos, pagos de seguros de salud de Medicaid, asistencia de vivienda de interés social y subvenciones en bloque que financian las comidas a domicilio para los ancianos.

Por estas razones, entre otras, el presupuesto 2018 de Trump tiene poco respaldo en el Congreso, incluso entre los aliados republicanos que representan regiones que apoyaron su elección.

La administración no se deja intimidar, pidiendo un replanteamiento de gobierno para dar mayor peso a los intereses de las personas que pagan impuestos en lugar de aquellos que recurren a ellos en busca de ayuda.

"Es un primer presupuesto de los contribuyentes", dijo Mick Mulvaney, el director de Presupuesto de la Casa Blanca.

"Ya no vamos a medir la compasión por el número de programas y la cantidad gastada en esos programas", dijo Mulvaney, con el argumento de que las políticas ayudarán a los receptores de ayuda reincorporarse a la fuerza laboral. "Necesitamos que todos caminen en la misma dirección".

El líder republicano del Senado Mitch McConnell ya ha dicho que espera que el Congreso dominado por los republicanos ignore en gran medida la propuesta, diciendo en una entrevista la semana pasada con Bloomberg News que las primeras versiones reflejaban que las prioridades "no son necesariamente las nuestros."

Trump desea lograr un equilibrio presupuestario a fines de la década, de acuerdo al texto preliminar entregado a periodistas el lunes.

En el plan también se incluyen nuevos gastos. El Pentágono obtendría un alza de presupuesto y habría un desembolso de mil 600 millones de dólares para empezar a construir un muro en la frontera con México, una promesa clave de la campaña de Trump para llegar a la presidencia el año pasado.

La propuesta del Gobierno prevé la venta de la mitad de los inventarios de petróleo de emergencia de Estados Unidos, creados en 1975 después de que el embargo de crudo de naciones árabes causó temores de fuertes alzas de precios.

El anuncio de presupuesto sorprendió a los mercados de energía y recortó los precios del barril estadounidense.

Trump, quien esta semana se encuentra de gira por Oriente Medio y Europa, quiere que los legisladores autoricen un recorte de 800 millones de dólares en gastos del Medicaid y de más de 192 mil 000 millones de dólares en asistencia en alimentos.

Con información de Reuters