Economía

Trump nombraría secretario de Trabajo a CEO de Carl’s Jr.

El nombramiento de Andrew Puzder, máximo responsable de la compañía propietaria de las cadenas de hamburgueserías Hardee’s y Carl’s Jr., estaría sujeto a la aprobación del Senado.
Bloomberg
08 diciembre 2016 21:34 Última actualización 08 diciembre 2016 23:12
Andrew Puzder. (Bloomberg)

Andrew Puzder. (Bloomberg)

El presidente electo de EU, Donald Trump, se propone nombrar a Andrew Puzder, máximo responsable de la compañía propietaria de las cadenas de hamburgueserías Hardee’s y Carl’s Jr., como secretario de Trabajo, según personas familiarizadas con los planes.

Puzder, quien se desempeñó como asesor económico de Trump durante la campaña, es crítico de las políticas laborales del gobierno de Obama, en particular un logro legislativo muy identificado con el presidente saliente, la Ley de Protección al Paciente y Salud Accesible.

Se prevé que el equipo de transición de Trump anuncie el nombramiento, sujeto a confirmación del Senado. Puzder, de 66 años, es máximo responsable de CKE Restaurants, casa matriz de las marcas de comida rápida. Es graduado de la Facultad de Derecho de la Universidad Washington y trabajó como abogado en St. Louis antes de incorporarse a CKE en 2000. También fue asesor económico de Mitt Romney, el candidato presidencial republicano de 2012.

La selección de Puzder echa luz al rumbo que podría tomar el Departamento de Trabajo bajo Trump. Puzder tiene un largo historial de declaraciones orales y escritas sobre la creación de empleos. Además de oponerse a los esfuerzos por un aumento del salario mínimo, está en contra de una norma del gobierno de Obama que expandiría la cantidad de trabajadores que califican para cobrar horas extras. La norma, que afectaría a unos 4.2 millones de trabajadores, fue temporariamente bloqueada por un juez federal en noviembre.

1
 KIOSKOS DE PANTALLA DIGITAL

 

KIOSKOS DE PANTALLA DIGITAL


Puzder ha dicho que la reforma de salud de Obama perjudicó el crecimiento de su compañía y la obligó a recurrir más a trabajadores de tiempo parcial. Algunos restaurantes de Hardee’s y Carl’s Jr. también están pasándose a kioscos de pantalla digital. Esos locales necesitan menos empleados detrás de los mostradores, dijo Puzder, una medida que las políticas oficiales, que tildó de mal concebidas, habían hecho deseable.

En una entrevista en septiembre, Puzder lamentó la caída de la participación laboral de Estados Unidos, que ha estado descendiendo constantemente tras tocar su apogeo de 67.3 por ciento en 2000. Fue de 62.7 por ciento en noviembre, aun cuando la tasa de desempleo bajó a 4.6 por ciento. Dijo que había necesidad de oportunidades de empleo en el segmento bajo y en el segmento alto.

“Los empleos no calificados son importantes porque son los que dan acceso a los empleos de alto nivel”, dijo. “Si uno se concentra en redistribuir el ingreso, no creará crecimiento”.

CKE, una empresa de capital cerrado con sede en Carpintería, California, tiene 3 mil 700 restaurantes en la mayoría de los estados de Estados Unidos y 28 países.

La cadena tramitó la oferta pública inicial en 2012, pero luego retrasó la decisión, mencionando la incertidumbre acerca de la cobertura de salud y los precios de las materias primas. La compañía mudará su sede desde la localidad costera situada unos 130 kilómetros al norte de Los Ángeles a Nashville, Tennesee, una ciudad de menores costos, una medida que prevé concretar en 2017.