Trump, 'el maestro' en el arte de la negociación, se gana la desconfianza de aliados
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Trump, 'el maestro' en el arte de la negociación, se gana la desconfianza de aliados

COMPARTIR

···

Trump, 'el maestro' en el arte de la negociación, se gana la desconfianza de aliados

Las decisiones imprevisibles del mandatario estadounidense, que van desde la imposición de aranceles a la cancelación de acuerdos, inquietan a varios países.

01/06/2018
Actualización 01/06/2018 - 10:20
Donald Trump
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Como empresario, la fortaleza del presidente estadounidense Donald Trump residía en su disposición de mantener múltiples opciones en el aire y cambiar de idea sobre la marcha. En las relaciones internacionales, esa habilidad podría resultar negativa.

En los últimos días, la repentina reversión de políticas por parte de Trump en un amplio espectro, que va desde aranceles a la no proliferación nuclear, ha generado protestas tanto de aliados como de rivales.

Esas tácticas de negociación flexibles , detalladas en el libro de Trump, The Art of the Deal, de 1987, ha llevado a estas naciones a cuestionar la confiabilidad de Estados Unidos como socio de negociaciones y, en algunos casos, de seguridad.

En momentos en que ministros de Defensa de todo el mundo se reúnen este viernes en el cónclave de seguridad IISS Shangri-La Dialogue en Singapur, es probable que las dudas sobre la confiabilidad de EU rivalicen con los conocidos temores respecto a la creciente firmeza de las fuerzas armadas de China.

“Muchos delegados plantearán las preguntas que empezaron a hacer el año pasado sobre la coherencia de Estados Unidos y su decisión de defender un orden internacional basado en reglas”, dijo John Chipman, director general del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, que organiza el evento en el hotel Shangri-La en Singapur.

Las decisiones de Trump han generado tensión en las alianzas tradicionales y han creado oportunidades para que China, que ya ha desplazado a EU como principal socio comercial de la mayor parte de los países asiáticos, siga extendiendo su influencia.

En abril, en el contexto de amenazas de aplicar aranceles por parte de Estados Unidos, China y Japón mantuvieron sus primeras negociaciones comerciales en ocho años.

Los delegados tienen muy presentes las últimas decisiones del mandatario estadounidense: retirarse del acuerdo nuclear con Irán, abandonar una tregua comercial con China, eliminar las exenciones de aranceles al acero y el aluminio a México, Canadá y la Unión Europea y cancelar -y luego resucitar- una cumbre con el líder norcoreano Kim Jong-un.

El cambio de opinión tomó por sorpresa a dos aliados asiáticos clave: Moon Jae-in, presidente de Corea del Sur, que acababa de regresar de Washington, y Shinzo Abe, primer ministro japonés.

Trump “me desconcierta”, comentó el jueves el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en un discurso en Bruselas, apenas antes de que EU confirmara que impondría nuevos aranceles al acero y el aluminio procedentes de la Unión Europea, Canadá y México.

Credibilidad a la baja

Trump advirtió el jueves a Canadá que todo Tratado de Libre Comercio de América del Norte renegociado debía ser “un acuerdo justo, o no habrá acuerdo alguno”.

Horas antes, Justin Trudeau, primer ministro canadiense, manifestó su frustración ante el hecho de que Trump hubiera cancelado las posibilidades de un TLCAN que fuera un “beneficio para las tres partes”.

China hizo declaraciones luego de que el presidente de EU dijera que concretaría la imposición de aranceles a 50 mil millones de dólares a importaciones chinas, a pesar del anuncio de Wilbur Ross, secretario de Comercio, de que una guerra comercial era algo que estaba “suspendido”.

“Todo cambio repentino en las relaciones internacionales no hace más que reducir la credibilidad de un país”, declaró Hua Chunying, una portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

Shinzo Abe expresó el jueves su frustración respecto de los planes de Estados Unidos de imponer castigos comerciales a su país por motivos de seguridad nacional.

El primer ministro japonés, quien se ha esforzado por cultivar una relación con Trump, expresó que era inaceptable que EU tomara semejante medida contra uno de sus más estrechos aliados militares.

Mahathir Mohamad, primer ministro de Malasia y que entró en funciones en mayo, comentó el martes que no estaba interesado en reunirse con Trump. “No sé cómo trabajar con una persona que cambia de idea de la noche a la mañana”, declaró en una entrevista con el Financial Times.