Economía

Trump borra reglas anticorrupción para favorecer al lobby petrolero de EU

Las reglas que obligan a petroleras a revelar pagos hechos a gobiernos de otros países para obtener licencias en minería
y perforación fueron borradas por el mandatario, lo que especialistas califican como un regalo al cabildeo petrolero, según reportó The Guardian.
Redacción
14 febrero 2017 22:51 Última actualización 14 febrero 2017 23:20
Donald Trump

(Tomada de @realDonaldTrump)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo un movimiento este martes para borrar las reglas destinadas a obligar a las petroleras a revelar los pagos hechos a gobiernos extranjeros con el fin de obtener derechos de minería y perforación, reveló The Guardian.

Mientras firmaba la resolución en la Oficina Oval, el mandatario afirmó que era un gran asunto, puesto que “los trabajos en energía están regresando y mucha gente vuelve a trabajar ahora”, de acuerdo con el medio británico.

El congresista Bill Huizenga, principal patrocinador de la derogación, indicó que durante 20 años “se han establecido 56 mil normas con muy poca contribución o supervisión legislativa, por lo que es hora de que eso cambie”.


Las reglas modificadas, llamadas Cardin-Lugar, fueron establecidas bajo la Ley Dodd-Frank, las regulaciones financieras de amplio alcance introducidas después de la última crisis financiera.

Los ejecutivos de la industria energética, entre ellos Rex Tillerson, exjefe de Exxon y actual secretario de Estado de Estados Unidos, han presionado duramente contra este reglamento, argumentando que da a los rivales globales una ventaja competitiva, indicó el periódico.

La regulación está enfocada a combatir la corrupción, y los críticos acusan que el movimiento realizado este martes entregó “un asombroso regalo al cabildeo petrolero estadounidense”.

The Guardian citó a Zorka Milin, asesora legal del grupo de defensa Global Witness, quien comentó que “las compañías petroleras de gas y mineras de toda la Unión Europea, incluidas las rusas, ya han revelado pagos por 150 mil millones de dólares en recursos sin efectos nocivos. Si las empresas europeas pueden hacerlo, tienes que preguntar ¿‘qué están intentando esconder las compañías estadounidenses?’.