Trump 'baja el tono' y celebra apertura comercial de China
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Trump 'baja el tono' y celebra apertura comercial de China

COMPARTIR

···

Trump 'baja el tono' y celebra apertura comercial de China

En su cuenta de Twitter, el mandatario estadounidense dijo que su administración y la de Xi Jinping podrán trabajar en propiedad intelectual y tecnología.

Bloomberg Por Justin Sink
10/04/2018
Actualización 10/04/2018 - 15:09

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebró este martes las "amables palabras sobre aranceles y barreras a automóviles" de Xi Jinping después que el presidente chino se comprometiera a abrir los sectores bancarios y de fabricación de automóviles del país, el primer paso para desactivar una creciente guerra comercial entre las dos naciones.

"Muy agradecido por las amables palabras del presidente Xi de China sobre aranceles y barreras a automóviles", dijo Trump en Twitter.

"Además, su aclaración sobre propiedad intelectual y transferencia de tecnología. ¡Haremos gran progreso juntos!

Xi prometió una "nueva fase de apertura" en su discurso de apertura del martes en el Foro de Boao para Asia.

Si bien el discurso ofreció poco de nueva política, Xi afirmó o amplió las propuestas para aumentar las importaciones, reducir los límites de propiedad extranjera en el sector manufacturero y expandir la protección a la propiedad intelectual, todos temas centrales en los reclamos sobre comercio de Trump.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, aseguró que el discurso de Xi es "una muy buena señal para avanzar en la dirección correcta", pero "queremos ver pasos concretos y acciones concretas" desde China.

Las negociaciones comerciales entre las principales economías del mundo se rompieron la semana pasada después de que la administración Trump exigiera que China adopte medidas para restringir el apoyo a las industrias de alta tecnología, dijo una persona familiarizada con la situación.

El tono conciliador del discurso de Xi ayudó a nuevamente generar apetito por el riesgo en los mercados asiáticos luego que subieran las acciones desde Sídney a Hong Kong junto con el petróleo y los metales.

Los bonos del Tesoro extendieron sus pérdidas junto con el oro y el yen.