Economía

Tropieza sector fabril de Eurozona pero nuevos pedidos tocan máximo de 13 meses

El índice de gerentes de compras del sector manufacturero elaborado por Markit se situó en 52.2 en mayo, por debajo de una lectura previa de 52.3 pero arriba del nivel de 52.0 de abril. La debilidad se concentra en el centro de la región, con Francia en declive y Alemania con un crecimiento magro.
Reuters
01 junio 2015 9:59 Última actualización 01 junio 2015 10:33
Sector manufacturero de la Zona Euro

Los PMI manufactureros de Alemania y Francia fueron de 51.1 y 49.4, respectivamente. (Bloomberg)

LONDRES.- El crecimiento del sector manufacturero de la Zona Euro fue más débil de lo que se pensó previamente el mes pasado, luego de que países como Alemania y Francia continuaron en dificultades, según un sondeo a empresas publicado hoy.

La lectura final del índice de gerentes de compras (PMI, por su sigla en inglés) del sector manufacturero elaborado por Markit se situó en 52.2 en mayo, por debajo de una lectura preliminar de 52.3 pero por encima del nivel de 52.0 de abril.

Este el vigesimotercer mes por encima del nivel de 50 que separa el crecimiento de la contracción.


Es probable que estos datos decepcionen al Banco Central Europeo, que está tratando de que la inflación se acerque a su objetivo, al igual que el hecho de que las fábricas mantuvieron los precios estables en mayo tras subirlos en abril por primera vez en ocho meses.

Para recuperar el crecimiento económico y combatir la deflación, el BCE comenzó a comprar 60 mil millones de euros al mes principalmente en deuda pública en marzo y parece que la medida al menos está teniendo algo de efecto.

"La tasa de crecimiento es modesta en vez de espectacular, no obstante hay países que continúan en problemas", dijo Chris Williamson, economista jefe de Markit.

"La debilidad se concentra en el centro de la región, con el sector manufacturero de Francia en declive y Alemania sólo con un crecimiento magro".

Los PMI manufactureros de Alemania y Francia fueron de 51.1 y 49.4, respectivamente.

No obstante, los nuevos negocios en todo el bloque se incrementaron a su ritmo más rápido en más de un año, impulsados por la demanda de las exportaciones ya que los consumidores aprovecharon que la debilidad del euro hizo que la fabricación de artículos fuera más barata.