Economía

Trimestre negro para monedas en Latam; peso cierra en 12.97

12 febrero 2014 4:14 Última actualización 28 junio 2013 14:12

[Bloomberg]


Esteban Rojas H
 
El segundo trimestre del año será recordado por la alta volatilidad en el mercado cambiario. La tormenta desatada por la Reserva Federal en cuanto a un posible giro en su política monetaria, hundió a las principales monedas latinoamericanas. El peso no fue la excepción, al acumular su mayor retroceso desde el terminado en septiembre del 2011.
 

El dólar cerró el viernes en 12.9795 unidades a la venta en operaciones de mayoreo, de acuerdo a datos publicados por el Banco de México. En el día, el peso avanzó marginalmente 1.86 centavos, equivalente a 0.14%.
 

En junio, la moneda nacional acumuló un retroceso de 1.37 y en el segundo trimestre de 5.2%.
 
En el periodo de abril junio del 2013, la caída del peso estuvo en línea con lo observado por otras monedas de la región Latinoamericana (Latam).
 
Las caídas fueron encabezadas por:Brasil (9.1%)Perú (7.4%)Chile (7.3%)la perteneciente a Argentina fue menor al perder 5.2% en el mercado formal.
 
Las monedas en la región se vieron presionadas a la baja por la combinación de una perspectiva de menores flujos de capitales del exterior, a lo que se sumó la debilidad en los precios de las materias primas.
 
La mejoría en la percepción del riesgo observada en los últimos días de la semana, puede estar lejos de significar que la volatilidad terminó. En la primera semana de julio, los mercados volverán a estar a prueba al tener que asimilar cifras de empleo en el mercado norteamericano.
 
Peso mexicano
 
El regreso del peso lo llevó a poner a prueba un soporte clave ubicado en 12.97 unidades en el mercado de mayoreo. El viernes lo respeto, lo que puede implicar una fase de consolidación que le permita validar ganancias de 3.22%, que acumula en seis sesiones.
 
En el mercado internacional, el dólar terminó la semana con un nuevo avance, apuntando a la posibilidad de una reducción en los estímulos monetarios por parte de la Fed, aunque en el trimestre prácticamente no experimentó un cambio significativo.
 
La divisa perdedora en el periodo abril a junio fue el yen, al caer 5.3%. En tanto que el euro avanzó 1.5%.
 
Otras divisas importantes como libra y el franco suizo ganaron marginalmente 0.05 y 0.4% en el periodo de referencia. Por su parte, la moneda china, el yuan, ganó 1.2% en el segundo trimestre. La revaluación cambiaria del gigante asiático le ha implicado una pérdida de competitividad de su sector exportador y la reducción de sus expectativas de crecimiento económico.