Economía

Tras mejoras de Fitch y S&P, se requiere presupuesto austero

Moody's aún mantiene a la baja la perspectiva de crecimiento económico para México, pues los analistas de la calificadora esperan los efectos de la renegociación del TLCAN, además de los cambios en Banxico y el Presupuesto 2018. 
Zenyazen Flores
07 agosto 2017 0:4 Última actualización 07 agosto 2017 5:5
México

México

Luego que Standard & Poor’s (S&P) y Fitch Ratings cambiaran a “estable” la perspectiva de la deuda mexicana y ratificaran la calificación crediticia, el gobierno deberá traducir ese “voto de confianza” en un presupuesto de fin de sexenio responsable, en asegurar una suave renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y una transición certera en el Banco de México (Banxico), coincidieron especialistas.

Moody’s es la única agencia calificadora de riesgo que mantiene la perspectiva de deuda como “negativa” porque sostiene que aún existen riesgos para el país por la renegociación del TLCAN.

No obstante, la calificación crediticia para México es más alta que la que otorga S&P y Fitch, pues se ubica en A3.

“Por el momento no hay razón para cambiar el estatus de México. Estamos a la espera de ver más información, muy probablemente ya tendremos una indicación de hacia dónde van las negociaciones a finales de este año, a tiempo para reaccionar y cerciorarnos de que no haya ninguna variante”, indicó Jaime Reusche, analista Soberano de Moody’s para México, en entrevista con El Financiero- Bloomberg.

Por su parte, Héctor Villarreal, director del CIEP, consideró que la posición de Moody’s es prudente respecto a esperar a ver cómo marcharán las negociaciones del TLCAN que probablemente se vayan a acelerar los siguientes meses.

Asimismo, consideró posible que la agencia esté a la espera de los cambios en la Junta de Gobierno del Banxico con la salida de Agustín Carstens y del Presupuesto 2018.

“Este Paquete económico se va a presentar en cinco semanas y este presupuesto te va a permitir pensar cómo está el espacio fiscal en México y qué tan real es esa consolidación de la que habla Secretaría de Hacienda y que están viendo las agencias calificadoras”, expuso.

Ernesto O’Farril, presidente de Bursamétrica, señaló que Moody’s tiene al país ligeramente en una calificación más alta que la de sus competidores, por lo que al estar a la espera de los términos de la renegociación del TLCAN no se espera que en las próximas semanas vaya a haber un cambio en su perspectiva.

“Está muy clara su posición de esperarse a ver la renegociación del TLCAN, dado el calendario de reuniones que vamos a tener; no creo que este mes o el que sigue vaya a quitarnos la perspectiva negativa sino que tendríamos que esperar a que esté más avanzada la negociación. Pero sí se ve probable que antes de que termine el año también quite la perspectiva negativa a no ser que se complique mucho el TLCAN”, estimó.

Gabriel Pérez del Peral, investigador de la Universidad Panamericana, dijo que el voto de confianza de las calificadoras refuerza la necesidad de presentar un paquete económico responsable y adecuado para el fin de sexenio y mantener la deuda como porcentaje del PIB a la baja para que los inversionistas vean a México y no suspendan el capital.

: