Economía

Transporte transfronterizo avanza a ritmo lento: ANIERM

Para la ANIERM, la puesta en marcha del programa de transporte transfronterizo no ha tenido los resultados esperados, debido en parte, a los excesivos trámites y revisiones que sufren los mexicanos en EU.
Eduardo Aguilar
20 junio 2016 22:50 Última actualización 21 junio 2016 5:0
Transporte transfronterizo . (El Financiero)

Sólo nueve empresas están autorizadas para operar. (El Financiero)

A la fecha, sólo nueve empresas están autorizadas para operar el transporte transfronterizo entre México y Estados Unidos ante los múltiples requisitos necesarios para obtener el permiso, a las continuas revisiones por parte del gobierno estadounidense y a la facilidad que representa establecer una compañía estadounidense con socios mexicanos.

Además, al tramitar el permiso para una empresa mexicana se requieren auditorías previas.

“Uno de nuestros agremiados sufrió un acoso tremendo por parte de las autoridades norteamericanas con su primer permiso. Eran auditorías exhaustivas, revisiones diarias de condiciones mecánicas cada vez que un camión cruzaba y hasta tres revisiones diarias”, expuso Arturo Pérez Behr.

El presidente de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (ANIERM), agregó que el agremiado terminó por entregar el permiso voluntariamente y abrir una empresa norteamericana, “quitándose los requisitos exhaustivos de revisión”.

Sin embargo, la fundación de empresas estadounidenses tampoco es una solución viable para la mayoría de las empresas mexicanas de transporte, pues esto significa una doble carga fiscal, además de la contratación de personal y renta de espacio y equipo.

“La experiencia dice que las revisiones son más exhaustivas para las empresas mexicanas porque es un tema que en su momento se politizó.

Tengo entendido que con el tiempo ha disminuido el acoso, pero las experiencias de las personas que operaron durante ese inicio del programa no son gratas”, expresó Pérez Behr.

INEFICIENCIAS

El presidente de la ANIERM consideró que la entrada en vigor del programa de transporte transfronterizo no ha tenido los resultados esperados, pues el pequeño número de operadores no compensa la pérdida de los aranceles especiales que se cobraban debido a la prohibición de camiones mexicanos.

Por su parte, Roberto García de León, director de Grupo Behr de Baja California señaló que la experiencia ha sido ‘agridulce’ debido a que les impedía entregar con la rapidez que los clientes exigían.

“Uno como cliente puede verificar en la página de la CAAAREM la hora a la que inició el trayecto. Si se dan cuenta que tardamos cinco horas empiezan a preguntar por qué tanta revisión y se fastidian”, expuso.

Mientras tanto, las compañías norteamericanas no tienen problemas y esto obliga a tomar medidas para competir con ellas, apuntó.

García aclaró que su empresa se vio forzada a realizar cambios fuertes: de los casi 20 vehículos que tenían inscritos al programa piloto en un principio, sólo queda uno. Los demás tienen un permiso mediante una empresa estadounidense.