Economía

Transporte de combustibles pone a discusión al menos 22 mil mdp

10 febrero 2014 5:4 Última actualización 26 agosto 2013 16:0

[Gasolineros acusan que Pemex está generando un negocio para familiares de sindicalizados. / Cuartoscuro / Archivo] 


 
Sergio Meana

La flota de pipas para transportar gasolina en México suma 11 mil unidades, con un valor de 22 mil millones de pesos, pero los dueños tendrán poco que hacer con ellas si Petróleos Mexicanos logra imponer su argumento de que el transporte de gasolinas y diesel es una actividad estratégica y debe ser realizada por la paraestatal.

Cada una de las pipas de gasolineros, más las de los de terceros que se dedican a transportar gasolinas, pero que no son gasolineros, cuesta 2 millones de pesos, considerando tanto el tracto como el tanque, que cuenta con medidas de seguridad especiales, lo que da un total de 22 mil millones de pesos.

El argumento de los empresarios gasolineros, que han logrado que la Comisión Federal de Competencia (CFC) imponga una multa a la paraestatal de 653.2 millones de pesos, es que Pemex está abusando de su capacidad y extralimitándose de sus funciones, lo que genera deficiencias en el abasto de la gasolina.

Pablo González, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), indicó que Pemex está generando un negocio para parientes y amigos de los sindicalizados al darles este negocio de transportación.

“Pemex es el que a través de esa cláusula nos está limitando y nos está imponiendo, ahí es cuando consideramos que se está violentando y se está extralimitando de sus funciones.

“Sabemos que es una actividad estratégica para el estado la distribución de los petrolíferos, pero cuando se fiscaliza sí hay violación constitucional, porque está imponiendo a que amigos parientes de los funcionarios de Pemex sean los que te hagan el viaje y no te entreguen completo”, denunció González.

Otro de las cláusulas que se consideran abusivas, según la Amegas, es que Pemex Refinación tiene la facultad de imponer una pipa suya con un aviso de 30 días.

“La cláusula establece que Pemex Refinación podrá, con un simple aviso de 30 días antes, reemplazar el tipo de transporte propio con otra pipa de un tercero autorizado por Pemex Refinación, es decir que en esa cláusula Pemex Refinación puede dejar de recibir a todas las pipas de todos los gasolineros; si la pipa cuesta 2 millones de pesos, en 30 días se puede quedar sin trabajo”, denunció González.