Economía

Trabas en la agenda de apertura comercial en la OMC

01 febrero 2014 9:38 Última actualización 04 diciembre 2013 5:2

  [Riesgo de que aumente el proteccionismo y el organismo pierda credibilidad: especialistas / Cuartoscuro]


 
 
 
Ivette Saldaña
 
 
Con divergencias en los puntos de vista y sin consenso total sobre los ajustes que deberán hacerse para concretar acciones que promuevan mayor apertura comercial entre los 159 países integrantes de la Organización Mundial de Comercio, que dirige Roberto Azevedo, inició la novena Conferencia Ministerial en Bali, Indonesia.
 
 
Los encuentros o desencuentros de la reunión pondrían en juego la credibilidad del organismo, tras doce años de impasse.
 
 
Es la ocasión de reconstruir la credibilidad y la confianza de nuestro valioso foro de negociaciones comerciales”, afirmó el presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, durante el primer día de trabajo de la Conferencia de ministros, que se realiza del 3 al 6 de diciembre.
 
 
El diálogo es muy complicado y nada sencillo reconoció recientemente el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, quien participa en dicha Conferencia, ya que dijo “parecería que no tenemos un acuerdo en la bolsa”.
 
 
Lo que ocurra en esta ronda no será determinante, porque ya se ha visto que aún y cuando pasaron 12 años sin acuerdos en la OMC, sigue caminando el comercio, aunque con algunos retrocesos porque hay países que retomaron la agenda proteccionista de diversas naciones como Brasil y Estados Unidos, dijo el investigador de la Universidad Anáhuac del Norte, Arnulfo Gómez.
 
 
El problema es que son 159 economías con distintos niveles de desarrollo, situación económica, estructura productiva y eso hace que conseguir un consenso sea muy difícil; porque no se utiliza una estrategia en la que se negocie la agenda dividiendo a los países por grupos de interés, de manera que lleguen a un consenso y que las negociaciones más fuertes las tengan en grupos pequeños, aseguró la especialista en comercio, Alina Aldape.
 
 
Se “corre el riesgo de que se acrecenté el proteccionismo comercial” de no haber resultados en materia de apertura comercial, además de que seguiremos en el “estancamiento permanente” que tiene el comercio multilateral desde hace una década, advirtió el investigador del Centro de Relaciones Internacionales de la UNAM, Ignacio Martínez.
 
 
Hizo ver que alrededor de 73 países adoptaron medidas proteccionistas como resultado de la crisis de 2008.
 
 
Las trabajas de la agenda siguen siendo las mismas: los subsidios agrícolas, un punto que a México le afectaría de haber un acuerdo porque nos beneficiamos de subvenciones en diversos productos agrícolas como leche, maíz, entre otros, dijo Gómez.
 
 
Para Aldape desde hace más de 20 años México definió que seguirá una agenda de negociaciones bilaterales y regionales, lo que le da ventajas al país que deben aprovechar los empresarios exportadores. Y ante el impasse de la OMC países que creyeron en las negociaciones multilaterales, como Japón, decidieron ya incorporarse a acuerdos regionales.
 
 
El punto es que muchas economías se protegen en medio de la crisis económica mundial, México “inocentemente” sigue con su apertura unilateral al continuar con la baja arancelaria, añadió el investigador de la Universidad Anáhuac.
 
 
Para Martínez uno de los sectores que serán grandes perdedores es el de servicios en torno a las tecnologías de la información relacionadas con el movimiento de mercancías; además de que en el sector agrícola la falta de acuerdos provocan sobreprecios y generan desequilibrios comerciales.