Economía

Trabajo infantil persiste en el Bajío pese a programas sociales

12 febrero 2014 4:49 Última actualización 29 abril 2013 8:58

  [Cuartoscuro]Los guanajuatenses representan 6% del total de niños que laboran en el país.




Marvella Colín
 


CIUDAD DE MÉXICO.- Miles de niños en el Bajío este año, como en muchos otros, no podrán festejar este 30 de abril, pues tendrán que trabajar.
 
 
En la actualidad Guanajuato es la entidad de la región con más niños que laboran para poder ayudar a sus familias a mitigar su pobreza.
 
 
A pesar de la existencia de programas sociales para apoyar a la infancia, en la economía guanajuatense existen alrededor de 213,000 niños que son trabajadores productivos, de acuerdo con cálculos propios basados en cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).
 
 
Entre 2002 y 2011, los niños y niñas trabajadores guanajuatenses han representado el 6% como proporción del total nacional de menores que trabajan en el grupo de edad de 5 a 17 años, que es de alrededor de 3 millones, según cifras oficiales a 2011.
 
 
En el caso de San Luis Potosí, la cifra de infantes que laboran es de 93,000 y representan 3.1% del total nacional entre 2002 y 2011.
 
 
Querétaro, por su parte, es la entidad con menor cantidad de infantes que laboran en el Bajío, con 34,000, y su participación en el total nacional se ha ubicado en torno a 1% en el periodo señalado.
 
 
Así, los niños que laboran en las actividades productivas del Bajío representan en su conjunto 10.1% del trabajo infantil total en el país.
 
 
Destaca que del total de niños trabajadores, alrededor de 60% se dedica a un trabajo económico y el restante 40% al trabajo doméstico, también sobresale que el trabajo infantil es mucho más común en las zonas rurales, pues casi duplica al de las zonas urbanas.
 
 
Lo grave del trabajo infantil a nivel nacional es que cerca de un millón de niños y niñas --870,000-- de 6 a 13 años trabajan fuera la ley, la cual indica que la edad mínima para trabajar es de 14 años.
 
 
De acuerdo con un estudio del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, en México la legislación, en cuanto a la atención y protección a la infancia y el trabajo infantil, ha enfrentado diversos problemas, entre ellos está la incapacidad del gobierno para hacer cumplir la ley en materia de trabajo infantil, así como la falta de compromisos serios en las políticas públicas y de gasto asignado al cumplimiento de los derechos de la niñez.
 
 
Al respecto, cabe señalar que existe una legislación nacional y estatal para la protección de los menores trabajadores. En el caso de Guanajuato, se cuenta con la Ley de Justicia para Menores, la cual se decretó el 16 de septiembre de 1994.
 
 
En San Luis Potosí existe la Ley sobre los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, que se decretó el 8 de agosto de 2003.
 
 
A nivel nacional, de acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), en el marco del Programa Sectorial de Trabajo y Previsión Social 2007-2012 se estableció la "política para la prevención del trabajo infantil y la protección de menores trabajadores en edad permitida", con el objetivo de desarrollar una estrategia interinstitucional con una perspectiva de derechos humanos y de género que fomente el compromiso de los diferentes sectores de la sociedad para erradicar el trabajo infantil de los menores de 14 años de edad, y proteger a los menores trabajadores en edad permitida, en cumplimiento de la legislación laboral nacional e internacional.
 
 
La política mencionada se instrumenta en 4 ejes rectores:
 
1. Generar información estadística periódica.
2. Impulsar mecanismos de coordinación interinstitucional.
3. Prevenir y erradicar el trabajo infantil en el sector agrícola.
4. Promover los derechos laborales y el fortalecimiento del marco legal.
 
 
Con base en lo anterior, se han efectuado diversas acciones, entre ellas, la realización de 32 "foros taller: la participación intersectorial en la prevención y erradicación del trabajo infantil, así como la protección de menores trabajadores en edad permisible" en el mismo número de entidades federativas, contando con la participación de 1,747 representantes (837 mujeres y 910 hombres), de 717 actores estratégicos, tales como: sindicatos, cámaras empresariales, centros educativos, empresas, instituciones de los 3 órdenes de gobierno y organizaciones de la sociedad civil.
 
 
En el caso de las entidades del Bajío, en Guanajuato y San Luis los foros taller mencionados se realizaron en 2009, y en Querétaro en 2010.
 
 
Producto de esos foros que se llevaron a cabo en todo el país de 2008 a 2012, se han firmado 30 "cartas compromiso intersectoriales para la prevención y erradicación del trabajo infantil y para la protección de menores trabajadores en edad permisible" en todas las entidades federativas.
 
 
Por otro lado, en cuanto a la erradicación del trabajo infantil en el sector agrícola, en 2010 la STPS diseñó el Distintivo Empresa Agrícola Libre de Trabajo Infantil (DEALTI), con el objetivo de reconocer a las empresas en toda la República Mexicana que han adoptado una política para el cuidado y protección infantil.
 
 
Dicha dependencia reconoce que la explotación laboral infantil disminuye o trunca las posibilidades de desarrollo integral de los niños y afecta su vida productiva en la etapa adulta, lo cual, a su vez, tiende a limitar el desarrollo económico y social del país.
 
 
Con información de El Financiero Bajío