Economía

Trabajadores de Pemex aspiran a ganar salarios internacionales

Para competir internacionalmente, el pago del personal técnico
de Petróleos Mexicanos se tendría que incrementar alrededor
de 66 por ciento, esto debido a que mientras en el extranjero
un trabajador del sector energético percibe 132 mil 700 dólares anuales, en México asciende a sólo 79 mil 600 dólares al año.
Sergio Meana
20 julio 2014 23:40 Última actualización 21 julio 2014 5:0
Etiquetas
Trabajadores de Pemex

Sueldos de trabajadores de Pemex debajo del estándar internacional. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Para competir internacionalmente con las empresas extranjeras de producción y extracción de hidrocarburos, Petróleos Mexicanos (Pemex) deberá incrementar el pago de su personal técnico en 66 por ciento, de acuerdo con la Guía Global de Petróleo y Gas realizada por Hays.

Mientras que el salario promedio anual de personal extranjero en la industria energética es de 132 mil 700 dólares al año, el del talento local asciende a 79 mil 600 dólares anuales, según el estudio.

Esto si se quiere continuar con lo propuesto por el propio director general de la aún paraestatal, Emilio Lozoya Austin, quien afirmó en una entrevista que pagar los salarios actuales y competir son dos ideas inviables.

“No era posible pensar que Petróleos Mexicanos compitiera pagando los salarios que estamos pagando a nuestro personal técnico, el mayor déficit que enfrenta la industria internacional energética es el de capital humano”, dijo en esa ocasión.


Si bien en todos los niveles las diferencias son amplias, es en los mandos medios de la paraestatal en donde se encuentran las mayores brechas, de acuerdo con especialistas.

Como prueba, un subgerente de control de procesos, que se encuentra dentro de la subdirección de producción de Pemex Refinación y tiene clave PC0041, tiene un sueldo base de 22 mil 896 pesos, que aporta a una remuneración neta de 52 mil 460 pesos al mes, o bien, 48 mil 611 dólares al año, con un tipo de cambio de 12.76 pesos por dólar, promedio de 2013, según el portal de obligaciones y transparencia de Pemex.

El promedio mundial en el sector “aguas abajo”, en el que se encuentra refinación, para un gerente de operaciones técnico es de 59 mil 300 dólares al año, 42 mil 800 si es recién graduado, 53 mil 600 si está a la mitad de su carrera y 96 mil 700 si está en el nivel “senior”, de acuerdo con el estudio de Hays.

CEO TENDRÁ QUE GANAR MÁS

El nivel directivo en Pemex también tendrá un incremento si se quieren igualar salarios con el resto del mundo. Hoy, la posición de director general en la petrolera nacional tiene asignado un sueldo neto de 149 mil 189 pesos mensuales, o 140 mil 800 dólares al año.

Rex Tyllerson, director general de Exxon, recibió el año pasado una compensación total por 28 millones 139 mil dólares, y Peter R. Voser, director general de Shell, un total de tres millones 669 mil dólares.

Para los directivos o vicepresidentes equivalentes, o los directores de las cuatro subsidiarias que todavía tiene la paraestatal, el estudio de Hays en el que participaron un total de 25 mil encuestados, de los cuales 8 mil 200 son reclutadores, calcula que su salario es de 240 mil 600 dólares al año.

El director de Pemex Exploración y Producción con clave D1 y nombre de puesto “director general de subsidiaria” tiene un sueldo neto mensual de 129 mil 679 pesos, o 121 mil 955 dólares al año.

FUTURO INCIERTO

A diferencia de otras regiones que estudia el reporte, en México 33.8 por ciento de los empleadores del sector reportan que su mayor preocupación es la falta de talento en la industria, en segundo lugar la inestabilidad económica con 23.1 por ciento y en tercero las preocupaciones medioambientales con 14.5 por ciento.

Además del incremento en los sueldos y salarios que al convertirse en empresa productiva del Estado dejarán de estar sujetos a los tabuladores de los trabajadores públicos, el número de empleados en Pemex es preocupante.

Para Mariana Gómez Sánchez, directora ejecutiva de Inteligencia Pública, es el mayor reto que enfrenta dentro de todos los cambios que sufrirá por la reforma energética: limpiar y mejorar la fuerza laboral.

“La reestructuración incluye una limpieza de toda su fuerza laboral; en 2008 había 11 mil empleados cobrando y no tenían qué hacer, para 2012 que es el último dato disponible, se redujo a mil 336, y a esa limpia habrá que sumarle la reducción de salarios de quienes se queden”, señaló.

Una tendencia que va a la inversa pues para 2013 el número de empleados en la paraestatal creció 0.85 por ciento para llegar a un total de 145 mil 246 plazas de operación ocupadas, de acuerdo con el Reporte de Sustentabilidad 2013.

Pemex además necesita para su planta de operación gente joven pues el promedio de edad es de 19.1 años, mientras que el promedio de todos los trabajadores es de 43.84 años.

En Pemex Exploración y Producción (PEP) hay 37 mil 861 hombres y 7 mil 755 mujeres que en total forman 32 por ciento de todos los empleados de la petrolera.

HACIENDA DICTARÁ REMUNERACIONES

La ley general de Pemex que fue discutida ayer en el Senado de la República prevé un Comité de Recursos Humanos y Remuneraciones del cual formará parte forzosamente el secretario de Hacienda.

Dicho comité tendrá entre sus funciones proponer al Consejo de Administración el mecanismo de remuneración del director general y de los tres directivos de los niveles inferiores a éste.

También deberá proponer la política de contratación, de evaluación del desempeño y de remuneraciones del resto del personal de la paraestatal y sus empresas productivas.

Lo que contrasta con la definición de empresa productiva del Estado, en la que se pretende quitar las autonomías ficticias, de acuerdo con Fluvio Ruiz Alarcón, consejero profesional de Pemex.

“Lo que se pretende con una empresa productiva del Estado es darle todos los elementos a Pemex para que funcione como una empresa y no con una autonomía ficticia. Que ya se terminen de poner “candados” que impidieron que en los años recientes Petróleos Mexicanos avanzara de manera autónoma”, indicó Ruiz Alarcón.

Además, la Ley prevé en el Capítulo II sobre las remuneraciones que las empresas productivas del Estado contarán con un régimen especial.
En estas nuevas disposiciones se establece que “las remuneraciones se calcularán de manera equivalente a las existentes en la industria o actividad de que se trate teniendo como criterio rector que, dadas las condiciones en el mercado laboral nacional e internacional, las empresas cuenten y conserven los trabajadores idóneos para cumplir eficazmente con su objetivo”, puntualizó.

Asalarios por nivel.
el cada pais el valor del personal es distinto.
Todas las notas ECONOMÍA
La Fed reducirá su hoja de balance... ¿whaaaaaaaaat?
Fitch mejora perspectiva de la deuda global, pero ve riesgos en Latam
Precios de importaciones EU repuntan a máximos de 7 meses
Inicios construcciones de casas en EU caen por segundo mes en agosto
Déficit de cuenta corriente de EU se amplía abruptamente en 2T17
Refieren riesgos para economía ante volatilidad y por el TLCAN
Jóvenes temen perder las hamburguesas sin TLCAN
La CFE destinaría más de 200 mdp para nueva planta nucleoeléctrica en Veracruz
TLCAN: obstáculos en 12 temas, avances en 7
Bancos podrían operar con bitcoins
Red de transmisión eléctrica requiere 205 mil mdp al año: Sener
Economías del Bajío ¿Cómo vamos? (II)
Meade: trabajamos el estado de derecho como reforma estructural
¿Miedo a un fraude con tu tarjeta? HSBC quiere ayudarte con esta app
Publican convocatoria para licitación de Nobilis-Maximino
Ley Fintech de México abarcaría desde bitcoin al crowdfunding
México no descarta dificultades en modernización del TLCAN
México se perfila como potencia en energía solar
Negociaciones de TLCAN avanzan rápido, pero aún no hay conclusión, afirma Lighthizer
¿Qué nos enseñó la turbulenta semana que tuvo el bitcoin?
Obama se 'muda' de la Casa Blanca a Wall Street en menos de un año
BanBajío busca aumentar 12% colocación de crédito a Pymes
Los estímulos fiscales de las ZEE están ‘a la vuelta de la esquina’
‘Háganle caso a las bitcoins’: BIS
Los ganadores y perdedores de los 23 años del TLCAN