Economía

TPP podría traer manufactura de países que no lo firmaron

Juan Pizano, Socio de Comercio Exterior en Deloitte, dijo que con el TPP, México podría convertirse en una plataforma manufacturera y exportadora con posibilidades de ser aprovechada por estas economías. 
Eduardo Aguilar
29 abril 2016 13:21 Última actualización 29 abril 2016 13:22
Sector Manufacturero

OBJETIVO. Empresarios nacionales y extranjeros proyectan invertir unos 250 millones de dólares en negocios que se concreten en la Expo Manufactura 2016.

El Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP) traerá inversión extranjera directa proveniente incluso de los países que no son parte del tratado, pues México podría convertirse en una plataforma manufacturera y exportadora con posibilidades de ser aprovechada por estas economías, consideró este viernes Juan Pizano, Socio de Comercio Exterior en Deloitte.

“México se encuentra ante la posibilidad de complementar los tratados actuales. No se trata de dejar de hacer negocios con Estados Unidos, sino de aprovechar la oportunidad de diversificar exportaciones e importaciones", apuntó.

Es el momento de llenarnos de insumos e industria que antes no podíamos traer y aprovecharlos. Esto tendrá un impacto muy positivo como bisagra entre Asia, América y Europa, añadió. 

Durante su ponencia dentro del panel de discusión 'Hablemos del TPP y México desde un enfoque empresarial: ¿Y China?', organizado por la Cámara de Comercio del país asiático, Pizano mencionó también la posibilidad que este y otros tratados otorgan de atraer inversión a la infraestructura de nuestro país, que consideró como lo único que nos hace falta para competir a los mismos niveles de China.

Por su parte, Manuel Díaz, experto en relaciones gubernamentales estratégicas, resaltó la importancia de utilizar esta oportunidad no sólo para ser maquiladores de tecnología extranjera, sino también para desarrollar nuestra propia industria interna para permitir que una mayor parte de la inversión se mantenga en nuestro país.

“Somos excelentes aportadores de mano de obra mexicana. No da orgullo que una tele se haga en México, tal vez da orgullo los mil empleos que crea, pero ni la patente ni la comercialización, que es lo que da el dinero, se quedan en México”, expuso.

: