Economía

Tomar una selfie, la nueva forma de entrar al Banco Inbursa

La empresa Moneta Technologies informó que los usuarios podrán acceder en los próximos días a todos los servicios financieros con esta nueva opción, siendo el Banco Inbursa el pionero en el uso de la tecnología FacePhi. 
Jeanette Leyva
06 julio 2016 12:3 Última actualización 06 julio 2016 19:28
Reconocimiento facial

Stratus Technologies México será la responsable de la implementación de FacePhi, y en las siguientes semanas ya estará disponible para los usuarios del banco.  (Especial)

El reconocimiento biométrico facial para tener acceso a las operaciones de banca en línea será tan sencillo como tomarse una selfie para identificarse e iniciar las transacciones, nueva tecnología que será ya aplicada por el Banco Inbursa.

La empresa Moneta Technologies, a través de su empresa Stratus Technologies México, adelantó que los usuarios del Banco Inbursa podrán acceder a todos los servicios financieros tomándose una selfie como único método de identificación, eliminando la necesidad de usar paswords o cualquier otro método de autentificación.

Juan Pablo González, director general de Moneta Technologies, explicó que han buscado innovar y anticiparse adoptando las tendencias mundiales en el sector financiero, por lo que en México, “Banco Inbursa será pionero en el uso de la tecnología FacePhi que ha demostrado su sencillez, seguridad y abre un mundo de posibilidades para experimentar una banca moderna y eficiente".

Stratus Technologies México
será la empresa responsable de la implementación de FacePhi, y en las siguientes semanas ya estará disponible para los usuarios del banco, estimó.


FacePhi
es la empresa española que desarrolló la aplicación de identificación biométrica que utiliza una selfie como método de autenticación para ingresar desde dispositivos móviles, tablets o a través del portal del banco a todos los servicios financieros en cuestión de segundos.

Utiliza algoritmos de biometría facial e inteligencia artificial que viajan por la red encriptados y se comparan contra el patrón matemático que se mantiene resguardado en los servidores del banco para hacer una comparación uno a uno y garantizar la seguridad y acceso del usuario, aún si usa gorra, lentes, maquillaje, ha subido de peso, entre otros.

La aplicación traza un mapa topológico de la cara y la transforma en un patrón matemático de sólo 6k que es validado por el banco y en 38 milisegundos se certifica al usuario, para que pueda ingresar a los servicios bancarios de manera segura.

En América Latina ya son nueve los bancos que tienen esta tecnología y en nuestro país el banco que recién integró con Wal-Mart será el primero en usarlo.

: