Economía

TLCAN 2.0 reforzaría las reglas de origen

La emisión de 'certificados duros', que son aquellos que deben ser avalados por la autoridad de un país, es una de las modificaciones que podrían ser planteadas por los negociadores del TLCAN.
Valente Villamil
17 julio 2017 0:12 Última actualización 17 julio 2017 5:5
Las reglas de origen para el TLCAN renovado podrían ser más altas

Experto de KPMG explica qué son y cómo podrían influir en la renegociación del TLCAN los certificados de origen ‘duros’.

Más allá de elevar las reglas de origen, los negociadores del TLCAN podrían inclinarse por modificaciones que ayuden a garantizar que estas reglas se cumplan, de acuerdo con César Buenrostro, socio de comercio internacional y aduanas en KPMG.

En este sentido, se podría optar por pasar de la emisión de certificados de origen ‘blandos’, que son los que emiten los productores o agentes económicos que participan en el intercambio de un bien, a certificados conocidos como ‘duros’, que son aquellos que deben ser avalados por la autoridad de un país, explicó. 

Con los certificados blandos se puede dar pie a que se comercialicen bienes que no cumplan con lo estipulado en el TLCAN, por errores al llenar los documentos, desconocimiento de la legislación o mera intención, detalló.

Mayor interés
En las reglas de origen radica en que ha sido el común denominador en entrevistas con funcionarios de EU cercanos a Trump.


Pero el pasar a certificados duros se antoja complicado puesto que para Buenrostro las autoridades del bloque no tienen capacidad para ejecutar auditorías masivas que comprueben la procedencia de cerca de un billón de dólares en bienes que se intercambian entre los tres países.

Por ello, se ve más viable que se adopten modificaciones producto de una mezcla de la implementación de herramientas electrónicas para realizar prevalidaciones de certificados y un aumento en auditorías, sin descartar algunos incrementos en determinadas reglas de origen.

Aunque a la fecha no se sabe con certeza qué esperar del renovado TLCAN, las empresas ya crean escenarios donde las reglas de origen sean más altas, lo que afectaría a las cadenas de proveeduría, de acuerdo con Buenrostro.