Economía

TLCAN no dañará relación México-EU pero las elecciones sí lo harían

Autoridades mexicanas amenazaron con debilitar la cooperación sobre drogas y migración con EU, pero funcionarios dijeron que esto no pasará y los lazos diplomáticos no se dañarán, a no ser por los resultados de las próximas presidenciales en el país.
Reuters
15 noviembre 2017 21:10 Última actualización 15 noviembre 2017 21:10
ME elecciones y TLCAN. (Especial)

ME elecciones y TLCAN. (Especial)

Las amenazas de México de debilitar la cooperación sobre drogas y migración con Estados Unidos si el TLCAN muere son simplemente jactanciosas, dijeron funcionarios mexicanos y estadounidenses, agregando que las elecciones del próximo año representan un desafío mucho mayor para la futura colaboración.

Autoridades mexicanas han amenazado con devolver el golpe si el presidente estadounidense, Donald Trump, termina el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), advirtiendo que podrían relajar los controles en la frontera sur de México que cruzan migrantes centroamericanos o reducir la colaboración para combatir el crimen relacionado con las drogas.

Sin embargo, en privado, dicen que no hay planes de echar para atrás la compleja cooperación que se ha incrementado en los últimos años, y que los planes post TLCAN se enfocan en medidas como diversificación del comercio.

México recibe regularmente ayuda estadounidense y financiamiento para combatir a los capos de droga, frenar el paso de migrantes, reforzar su sistema de justicia y mejorar su policía.

Washington también duda que las conversaciones del TLCAN, que arrancaron su quinta ronda el miércoles en la Ciudad de México, puedan poner en peligro la cooperación, de acuerdo con una autoridad actual y un exfuncionario de alto rango del Departamento de Estado de Estados Unidos.

La principal preocupación de Estados Unidos, dijeron las fuentes, es que Andrés Manuel López Obrador, quien lidera los sondeos de cara a las elecciones presidenciales de mediados del próximo año, arruine la relación si gana.

"Obviamente hay un temor (...) de que algún tipo de aletargamiento (en la relación) podría ocurrir con una transición", dijo el funcionario actual, que habló bajo condición de anonimato.


Autoridades mexicanas señalan que tiene sentido que su país, que probablemente terminará el 2017 con su mayor recuento de asesinatos en registros recientes, siga aceptando la asistencia de Washington. Además, México tiene poco interés en lidiar con un flujo interminable de migrantes con destino a Estados Unidos.

"A nosotros nos conviene seguir manteniendo el sistema de cooperación que tenemos para el combate a las drogas", dijo Marcela Guerra, senadora del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), líder de la comisión de relaciones exteriores de la cámara alta.

"Nosotros no vamos a cambiar porque se caiga el 'NAFTA' en nuestra posición, que es una posición muy sólida, que la migración tiene que ser ordenada segura y legal", añadió.

López Obrador y su Movimiento Nacional de Regeneración (MORENA)
encabezan las encuestas, impulsados ​​por el enojo sobre la incapacidad del PRI para enfrentar el aumento de la violencia.

AMLO ha expresado desde hace tiempo dudas sobre la naturaleza de la cooperación de seguridad y migración entre México y Estados Unidos. Su fuerte posición ha despertado preocupaciones en Washington.

En abril, el entonces secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, estuvo de acuerdo con el punto de vista del senador republicano John McCain de que "si las elecciones en México fueran mañana, probablemente tendrían un presidente de México izquierdista y antiamericano. Eso no puede ser bueno para Estados Unidos".

La embajada de Estados Unidos ya está en contacto con el equipo de López Obrador, pero, dijo el exfuncionario, esas conversaciones hasta ahora no han resultado en "resoluciones definitivas o garantías en términos específicos de la relación con la policía y la lucha contra el narcotráfico".

Un portavoz de López Obrador en temas de seguridad dijo que no estaba al tanto de esas discusiones. La embajada de Estados Unidos en la Ciudad de México no respondió a solicitudes de comentarios.