Economía

Tierras secas ocupan la mitad del territorio mexicano

12 febrero 2014 4:32 Última actualización 13 junio 2013 18:53

[Bloomberg] 


Notimex
 
Las tierras secas ocupan aproximadamente 101.5 millones de hectáreas en México, poco más de la mitad del territorio nacional, en las cuales vive 30% de la población, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Con motivo del Día mundial de la lucha contra la desertificación y la sequía, expuso que de esta superficie seca, las zonas áridas representan 15.7%, las semiáridas 58 por ciento y el 26.3% restante corresponde a las zonas subhúmedas secas.

Las tierras secas (áridas, semiáridas y subhúmedas secas) se encuentran en especial en los desiertos sonorense y chihuahuense y en las regiones centrales, influenciadas por el efecto de sombra orográfica generada por las Sierras Madre Occidental y Oriental, según un estudio realizado por la Universidad Autónoma de Chapingo en 2011.

En las tierras secas de México se reportaron 33.6 millones de personas en 2010, el equivalente al 30% de la población del país, de acuerdo con el Censo General de Población y Vivienda.

De ellas, 18.1% radica en localidades rurales y el 81.9% en localidades urbanas. En las zonas semiáridas y subhúmedas secas se concentra alrededor de 91.5% de la población que habita en las zonas secas de México.

La desertificación hace referencia a la degradación de la tierra en áreas áridas, semiáridas y subhúmedas a causa de varios factores, como la pérdida de la cubierta vegetal, erosión del suelo y la falta de agua, incluidas variaciones climáticas y actividades humanas.

De acuerdo con la Ley de Desarrollo Rural Sustentable, el concepto de desertificación se aplica a todos los ecosistemas existentes en el territorio nacional, debido a que la pérdida de la capacidad productiva de las tierras no está restringida a las zonas secas.

En un comunicado, el organismo precisa que 70% de las tierras secas de todo el mundo está degradada, lo que equivale a 3,600 millones de hectáreas (con excepción de los desiertos hiperáridos).

Las sequías son el desastre natural más costoso del mundo. En el caso de Estados Unidos representa un gasto aproximado de hasta 8,000 millones de dólares al año, si se considera que este fenómeno afecta a más personas que ninguna otra forma de desastre natural.

El lema del Día Mundial de la Lucha Contra la Desertificación y la Sequía 2013 es "No permitas que nuestro futuro se seque", con el cual se hace un llamado a todos los estados miembros de Naciones Unidas a tomar medidas para promover la preparación y resistencia ante la escasez del agua, la desertificación y la sequía, refiere el INEGI.