Economía

Texas, ‘ganón’ de la reforma energética

La cercanía geográfica con México y su experiencia en producción y distribución de energía, ayudarán a que Texas sea el mayor beneficiado con la reforma energética, la cual generará en el estado 217 mil empleos e incrementará sus ingresos en 3 mil 400 millones de dólares.
Sergio Meana
14 octubre 2014 0:36 Última actualización 14 octubre 2014 5:5
Texas

La reforma energética incrementará los ingresos de Texas en  3mil 400 millones de dólares. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El estado de Texas será el mayor beneficiado de la reforma energética mexicana pues su economía crecerá en 45 mil 400 millones de dólares entre 2015 y 2018, además, los ingresos de la entidad por impuestos aumentarán 3 mil 400 millones de dólares, de acuerdo con estimaciones de Nathaniel Karp, economista en jefe de BBVA Research.

“Texas se posiciona como el mayor beneficiario de la reforma energética debido a profundos lazos económicos, la cercanía geográfica y la experiencia en exploración, producción y distribución de energía.

“En total se añadirán 217 mil empleos, los ingresos del estado se incrementarán en 3.4 billones de dólares (3 mil 400 millones de dólares) y el Producto Interno Bruto en 45.4 billones de dólares (45 mil 400 millones de dólares)”, señaló Karp.


MOMENTOS ECONÓMICOS

Este total se debe a tres momentos económicos: el primero, el impacto directo de compras al sector energético; el segundo, un efecto por el incremento en los sueldos de las compañías energéticas; y el tercero, un efecto por el crecimiento económico de México que impulsará el comercio entre Texas y nuestro país.

“Una gran parte de la Inversión Extranjera Directa se utilizará para comprar bienes y servicios de Texas, nuestros estimados sugieren que la IED a México aumentará gradualmente hasta llegar a 2 mil millones de dólares por año en 2018”, señaló ante el Senado de Texas.

Estas inversiones beneficiarán a un amplio y variado número de industrias que incluyen manufactura de equipo eléctrico, partes automotrices modernas, máquinas para minería, químicos, productos petrolíferos, motores, turbinas y equipo de trasmisión eléctrica, equipo médico, equipo de iluminación y computadores y equipos perimetrales.

“Suponiendo que las tendencias actuales entre México y Texas, que representan el 45 por ciento de todo lo exportado por Estados Unidos a México, el excedente de IED llegará a 50 billones de dólares (50 mil millones de dólares), de los cuales 10 billones de dólares (10 mil millones de dólares) serán para importar bienes y servicios de distintas industrias”, dijo Karp.