Economía

Economía texana crecerá pese a baja del petróleo, afirma contralor

Glenn Hegar, contralor general de Texas, indicó que se espera
que el estado tenga un moderado crecimiento para 2015, esto
pese a la baja del precio del petróleo.
Notimex
12 enero 2015 17:47 Última actualización 12 enero 2015 17:48
Texas

Texas tendrá crecimiento moderado para 2015, afirmó el contralor Glenn Hegar. (Bloomberg)

DALLAS.- La economía de Texas registrará “una expansión moderada” el próximo año, a pesar de la incertidumbre por los precios del petróleo, aseguró hoy el contralor general del estado, Glenn Hegar.

“Texas sigue siendo un líder en el escenario económico nacional”, dijo, y agregó que “aunque anticipamos que el robusto patrón de crecimiento que el estado ha visto en los últimos años se modere, esperamos que en lo general continúe la expansión de la economía”.

El contralor estatal presentó una estimación de los ingresos fiscales de Texas para los próximos dos años, en la que se contempla contar con 113 mil millones de dólares para el gasto de uso general durante el bienio 2016-2017.

“Nuestras proyecciones se basan en las expectativas de una expansión moderada de la economía de Texas y reflejan las incertidumbres en los precios del petróleo y las posibilidades de una desaceleración económica mundial”, dijo Hegar.


La estimación de ingresos establece un límite en el fondo general del estado, la parte del presupuesto sobre la que los legisladores tienen mayor control.

“La caída de los precios del petróleo en los últimos meses probablemente conducirá a una marcada desaceleración en la exploración y producción petrolera. Esta desaceleración podría frenar el crecimiento económico global en Texas”, precisó Hegar.

El funcionario estimó que la baja en los combustibles dará impulso económico a los automovilistas de Texas y a industrias como el transporte y algunas ramas de fabricación, mientras se mantiene la fortaleza en la construcción, servicios profesionales y otros sectores.

Hegar predijo que Texas percibirá 110 mil 400 millones de dólares en ingresos por impuestos, tasas y otros durante el bienio 2015-16, más recursos que provengan de fondos sobrantes en el bienio en curso.

La mayor fuente de ingresos fiscales en Texas es el impuesto sobre las ventas, que representa más de la mitad de ingresos generales del estado, y que se espera genere 61 mil 200 millones de dólares en el bienio 2016-17, 8.9 por ciento más que lo recaudado en 2014-15.

Texas también espera recibir unos 110 mil 500 millones de dólares por concepto de partidas federales y otros ingresos. Contando todos los ingresos, la legislatura estatal deberá disponer de unos 220 mil 900 millones de dólares para el presupuesto bienal 2016-17.