Economía

Terminales punto de venta se quintuplicaron
en 10 años

Aunque el número de terminales de punto de venta pasó de 160 mil 289 unidades a 765 mil 200 en la última década, sólo cinco estados del país concentran casi la mitad de éstas, con la Ciudad de México y el Edomex en los dos primeros lugares.
Everardo Martínez
11 junio 2015 22:48 Última actualización 12 junio 2015 5:5
Hombre comprando

Las terminales punto de venta en el país se quintuplicaron en los últimos diez años. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las terminales punto de venta (TPV) en el país crecieron en una década 377.4 por ciento, al pasar de 160 mil 289 aparatos registrados en 2004 a los 765 mil 200 de 2014.

Sin embargo, los datos de Banco de México revelan que sólo cinco entidades federativas tienen el 46.4 por ciento de todas las TPV, poseen 354 mil 964 aparatos bancarios.

Por orden, en la capital, se registraron 132 mil 480 terminales, el 17.3 por ciento del total; en el Estado de México 68 mil 624 aparatos (el 9 por ciento); Jalisco posee 63 mil 721 (8.3 por ciento); Nuevo León 52 mil 528 (6.9 por ciento) y Quintana Roo 37 mil 611 (4.9 por ciento).

Mientras que en estas cinco entidades hay una terminal por cada 76 habitantes, en el resto de los estados hay una por cada 137 personas mayores de 18 años.


Las TPV per cápita registran su mejor cifra en Quintana Roo, pues en la entidad hay un aparato bancario por cada 26 personas.

El Distrito Federal posee una TPV por 49 adultos; en Nuevo León hay 65 por aparato, Jalisco tiene registro de 81, mientras que el Estado de México dispone de 160 personas por módulo bancario.

Los peores registros están en Chiapas donde hay una TPV por cada 293 adultos, Oaxaca con una por 281 personas. En Tlaxcala hay una por cada 238 personas y Guerrero tiene un dispositivo por cada 203 personas.

De acuerdo con el último reporte de inclusión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la penetración de los servicios financieros es reconocida a nivel global por el efecto que tiene en la reducción de la pobreza.

Se explica que la inclusión no puede ser contemplada sin antes tener infraestructura suficiente, sólida y adecuada a las condiciones geográficas de cada región.

Sin embargo, al cierre de 2013, las TPV daban acceso al sistema financiero a sólo el 61 por ciento de los 2 mil 457 municipios del país.