Economía

Tequila tropieza (de nuevo) al entrar a China; critican color "doradito"

Diez embarques de tequila procedentes de México se encuentran detenidos en la aduana de Shanghai debido a las trabas que el país asiático ha puesto en torno al color dorado de la bebida; pese a ello, se espera que este año haya una solución a este problema, señaló el Consejo Regulador del Tequila.
Edgar Sigler
03 junio 2015 0:24 Última actualización 03 junio 2015 5:5
Tequila

El tequila mexicano ha encontrado trabas en China debido a su color dorado, señala el Consejo Regulador del Tequila. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los embarques de tequila a tierras chinas han encontrado nuevas trabas para su ingreso al mercado del gigante asiático -relacionadas con el color amarillo de la bebida- a pesar del avance que lograron las autoridades mexicanas en los últimos dos años, por lo que la industria teme revivir el estira y afloja para entrar a un país que puede convertirse en el segundo mayor mercado para esta bebida, sólo después de Estados Unidos.

Los embarques de tequila están detenidos en la aduana de Shangai desde el 27 de noviembre pasado, debido al escrutinio de las autoridades chinas a estos productos.

“Hay 10 embarques detenidos en la frontera, aclarando por qué el color dorado, o por qué el color caramelo. Esperemos que este año haya una solución a estos problemas, y vemos que las empresas están haciendo su trabajo”, acusó el director general del Consejo Regulador del Tequila (CRT), Ramón González Figueroa.


El CRT con ayuda de las dependencias nacionales, envió el 29 de mayo pasado una solicitud para la aprobación del producto, en una etapa que puede durar al menos tres meses, explicó la representante del gremio en el país asiático, Alba Avilés.

Las autoridades mexicanas y chinas lograron un acuerdo desde 2013 para permitir la exportación de tequila 100 por ciento de agave al país asiático, luego de superar un problema de normatividad que impedía la entrada de bebidas con una concentración de metanol mayor a 200 miligramos por cada 100 mililitros, mientras que el tequila alcanza los 300 miligramos.

“Ahora dicen “oye y ese color doradito que tiene de la madera, ¿Qué le pasa? ¿Se pinta? ¿Y de dónde es la madera? Entonces ya nos pusieron otras barreras. Ya no tienes problemas de metanol”, dijo González Figueroa.

Agregó que espera que en julio se puedan aclarar estas dudas, y que estos nuevos requerimientos no signifiquen una nueva barrera de entrada a un mercado que estiman se convertirá en el segundo mayor para exportar el tequila, al pasar de los 520 mil litros al año que mandaron en 2014, menos del uno por ciento del total exportado, a cerca de 10 millones en los próximos cinco años.

“Nos da gusto que hay 10 empresas que están asentando sus marcas, y en materia de propiedad intelectual ya lo están protegiendo”, señaló el director general del Consejo Regulador del Tequila.