Economía

Teoría del triángulo, factible en explosión
del Hospital

Una fuga de gas, un fuego que lo detone y un viento que lo propague, son elementos que conjugados pueden detonar una explosión como la del Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, indican expertos.
Sergio Meana
02 febrero 2015 23:24 Última actualización 03 febrero 2015 5:5
Explosión de pipa de gas en el hospital de Cuajimalpa

La explosión en el Hospital de Cuajimalpa se debió a la combinación de tres factores. (Alejandro Meléndez Ortiz)

CIUDAD DE MÉXICO.- Tres elementos son necesarios para que haya un incendio como el ocurrido el pasado jueves en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa: combustible, aire o calor y fuego. La conjunción de estos tres elementos ocasionó la explosión, opinó Cesar Cadena Cadena, director general de Grupo Energéticos dedicado al transporte de petrolíferos.

“Sin eso no se da. Da la impresión de que es muy sencillo, pero no lo es”, explicó.

En cuanto al combustible dijo que fue probablemente una fuga de la manguera, lo que coincide con una de las líneas de investigación preliminares de la Procuraduría General de la República.

“En primer lugar debió haber una fuga, ¿dónde pudo haber una fuga? Tienes una instalación fija, tubería metálica del Hospital, entonces si hubo una fuga lo más probable es que sea en las mangueras”, supuso Cadena Cadena.


Ese combustible se queda en el piso pues el gas LP es más denso que el aire a diferencia del gas natural que por su densidad vuela a la atmósfera.

El origen de la chispa, el segundo elemento, que inició la explosión pudo provenir de lugares tan simples como un cerillo, sin embargo si la pipa estaba cerca de la caldera del Hospital, se rompe el protocolo, infirió el experto.

El tercer elemento es el aire, según el Servicio Meteorológico Nacional entre las 6:20 y las 7:48 horas del jueves hubo vientos hasta 13 kilómetros por hora.