Economía

Tenedor de los 'bonos del hambre' de Venezuela les pone precio

Goldman Sachs compró bonos de la petrolera estatal venezolana y la firma de gestión de fondos de Pensilvania SEI Investments señaló que éstos valían 33 centavos de dólar a finales de mayo.
Katia Porzecanski | Christine Jenkins | Bloomberg
12 junio 2017 11:25 Última actualización 12 junio 2017 12:30
Venezuela

Venezuela (Bloomberg)

El brazo de inversión de Goldman Sachs Group tiene 2 mil 800 millones de dólares de bonos de la petrolera estatal venezolana (PDVSA). Los corredores han tanteado a los inversionistas para definir cuánto pagarían si la deuda estuviera a la venta. Pero hasta ahora no hay claridad sobre el precio.

Hasta ahora.

Un tenedor de los bonos - SEI Investments, una firma de gestión de fondos de Pensilvania-informó en una presentación a los reguladores que los papeles valían 33 centavos de dólar a finales del mes pasado.

SEI llegó a tener 8.9 millones de dólares de los bonos porque Goldman Sachs Asset Management (GSAM) ejerce como un subasesor sobre una parte de sus activos.

La compra de GSAM de los bonos, que antes estaban en manos del Banco Central, a 31 centavos de dólar, envolvió a la compañía en una controversia después que el diario The Wall Street Journal informara sobre la operación realizada el mes pasado; legisladores venezolanos y activistas dicen que la deuda proporciona una línea de vida a un régimen despótico que está corto de fondos.

Los críticos han etiquetado la deuda venezolana como 'bonos del hambre', argumentando que la decisión del presidente Nicolás Maduro de seguir cumpliendo con notas internacionales es inhumana dada la escasez rampante de alimentos, medicamentos y otros productos básicos.

SEI se negó a decir cómo llegó a su valoración de las notas, que vencen en 2022, pero una portavoz dijo que se ajustan a los requisitos establecidos en la propuesta del fondo.

Goldman, que podría utilizar un método diferente para fijar los precios de los bonos, no ha reportado sus tenencias en el Fondo de Deuda de Mercados Emergentes desde finales de abril.

GSAM compró los bonos en nombre de sus clientes, que incluyen empresas de inversión como SEI que contratan a gerentes externos para supervisar algunos de sus activos.

La unidad de gestión de activos de Goldman no ha ofrecido los bonos a ningún corredor, de acuerdo con Andrew Williams, un portavoz del banco. El sistema de reporte de precios de bonos Trace, de la Autoridad Regulatoria de la Industria Financiera, no ha registrado operaciones.

Asumiendo un precio de compra de 31 centavos de dólar, una venta a 33 centavos implicaría una ganancia para SEI. Sin embargo, los precios indicativos previstos por los corredores el viernes eran tan bajos como 32 centavos.

Los inversionistas han sido recelosos de los valores, que la oposición en Venezuela dice son ilegítimos y no serán pagados si toman el control del Gobierno.

: