Economía

Tendencia decreciente de emigración internacional frena: INEGI

12 febrero 2014 5:15 Última actualización 02 abril 2013 16:2

[Cuartoscuro] En 2012 el monto total de remesas familiares ascendió a 22.4 mmd. 


Notimex
 
En 2012 se frenó la tendencia decreciente que mantuvieron las tasas de emigración internacional durante el periodo 2006-2011, las cuales se refieren a las personas que dejaron el país para residir en el extranjero.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que al cuarto trimestre de 2012, la tasa de emigración (personas que cambian su residencia de México al extranjero) fue de 29 personas por cada 10,000 habitantes.

Con base en tasas de migración internacional al cuarto trimestre de 2012, expuso que en el periodo 2006-2011 la emigración mostró una tendencia decreciente, al pasar de tasas de 78.5 a 29.5 emigrantes por cada 10,000 residentes, una reducción de 62.4%.

Sin embargo, las tasas reportadas durante 2012 (de 29.9, 41.9, 32.9 y 29.4 emigrantes por cada 10,000 residentes, en los cuatro trimestres del año pasado, respectivamente), se mantienen por encima o al mismo nivel que al cuarto trimestre de 2011, cuando fue de 29.5 personas que abandonaron el país por cada 10,000 residentes.

"En lo que toca a la emigración y a la luz de las tasas observadas durante los trimestres más recientes, se observa que el monto de personas que dejan el país para residir en el extranjero ha frenado la tendencia decreciente que mantuvo en el periodo 2006-2011", abundó.

En tanto, la tasa de inmigración internacional (personas que ingresan a residir a México) al cuarto trimestre de 2012 fue de 19 habitantes nuevos provenientes del extranjero por cada 10,000 residentes en el país.

El organismo destacó que dicha tasa de inmigración es la segunda más baja desde 2006, pues únicamente supera a la tasa reportada al segundo trimestre de 2012 (14.3 por cada 10,000 residentes).

En términos de la evolución de los nuevos habitantes provenientes del extranjero, llama la atención que en el periodo 2006-2008 el cuarto trimestre figuró entre los periodos con la tasa más alta de cada año.

Sin embargo, para el trienio 2009-2011 la situación se invirtió, ya que la tasa de nuevos residentes provenientes del extranjero en el último trimestre fue la más baja de cada uno de los años citados.

Con estos datos, el INEGI informó que al cuarto trimestre de 2012 el saldo neto migratorio (la diferencia entre la entrada de personas a vivir al país y la salida de los que se van a residir al extranjero) fue negativo, pues la población nacional reportó la pérdida de aproximadamente 10 personas por cada 10,000 residentes.

Por otra parte, resaltó que el fenómeno migratorio mexicano y el monto de las divisas que ingresan por concepto de remesas son dos eventos altamente correlacionados y de gran relevancia en el país.

Ello, ya que el primero repercute directamente sobre el total de la población residente, por lo general como pérdida; mientras que el segundo es un factor positivo para la economía por el volumen de los ingresos que representa, tanto en el ámbito de las familias que son quienes reciben las remesas directamente, como para la economía a nivel nacional.

Expuso que sólo en 2012 el monto total de remesas familiares ascendió a 22.4 miles de millones de dólares (mmd), lo que equivale aproximadamente al 2.0% del Producto Interno Bruto (PIB) en el mismo año.

El comparativo de la tendencia de la serie de tasas trimestrales de emigración y los datos de remesas familiares trimestrales que reporta el Banco de México muestran similitudes en la variación de cada periodo, en particular, al cuarto trimestre de 2012, pues ambas presentan disminución en su nivel respecto del trimestre inmediato anterior, abundó.

Señaló que, de acuerdo con diversos estudios, la variación en el monto de las remesas recibidas por las familias mexicanas tienen influencia de múltiples factores, entre ellos el tipo de cambio y la condición de empleo de los emigrantes mexicanos.