Economía

Temer eligiría a Parente como presidente de Petrobras

Debido a sus habilidades de gestión, el presidente interino de Brasil, Michel Temer, nombraría a Pedro Parente como el nuevo director de la petrolera estatal Petrobras, dijeron medios de ese país.
Reuters
16 mayo 2016 23:13 Última actualización 16 mayo 2016 23:14
Petrobras reporta pérdidas (Reuters)

Parente fue presidente ejecutivo de Bunge Brasil. (Reuters)

BRASILIA.- El presidente interino de Brasil, Michel Temer, ha decidido nombrar al ingeniero y expresidente ejecutivo de Bunge, Pedro Parente como jefe de la Petrobras, informó el diario O Globo.

Parente fue jefe de gabinete del expresidente Fernando Henrique Cardoso, gobierno durante el que administró una grave crisis de energía que requirió del racionamiento de energía.

O Globo, citando fuentes no identificadas, dijo que Temer busca aprovechar las habilidades de gestión de Parente para rescatar a Petroleo Brasileiro S.A, como es conocida formalmente la compañía, de una crisis financiera provocada por los bajos precios del crudo y un enorme escándalo de corrupción que ha paralizado gran parte de sus proyectos de expansión.

Petrobras es la petrolera más endeuda del mundo.

Temer, quien reemplazó el jueves a la suspendida presidenta Dilma Rousseff mientras enfrenta un juicio político, escogió el lunes a Parente y discutirá el martes la designación con su recientemente nombrado ministro de Energía, Fernando Coelho, dijo O Globo en su versión en internet. Parente reemplazará al actual presidente ejecutivo Aldemir Bendine.

El portavoz de Temer, Marcio de Freitas, dijo a Reuters por WhatsApp que "aún no se ha decidido nada".

Parente fue presidente ejecutivo de Bunge Brasil, unidad del gigante agrícola Bunge, el mayor exportador de granos del país.

Durante la crisis de energía del 2001, Parente dejó de lado a las compañías eléctricas estatales que estaban a la venta y dependió de generadoras termoeléctricas privadas que usaban gas natural para elevar el suministro.

Petrobras tiene un enorme plan de desinversión que incluye la venta de sus filiales para recuperarse de una crisis financiera que ha golpeado sus programas de inversión, incluido el desarrollo de enormes reservas de petróleo en el polígono subsal en el mar.