Tecnológicas desplazan producción por guerra comercial EU vs. China
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tecnológicas desplazan producción por guerra comercial EU vs. China

COMPARTIR

···

Tecnológicas desplazan producción por guerra comercial EU vs. China

Compañías como Delta y Merry Electronics planean mover sus plantas de China a otras naciones asiáticas, debido a las represalias por la guerra comercial con Estados Unidos.

Bloomberg Por Debby Wu
01/08/2018
La guerra arancelaria entre EU-China ha impulsado la industria electrónica en Asia.

Los fabricantes de artículos de electrónica se aprestan a desplazar más producción hacia el sudeste asiático en tanto las tensiones comerciales con los Estados Unidos vuelven menos atractivo fabricar aparatos en China.

Una serie de firmas taiwanesas que conforman una plataforma crucial en la cadena de abastecimiento mundial han señalado en los últimos días su intención de diversificarse fuera de la segunda economía mundial.

Delta, que provee componentes de electricidad a Apple, informó el martes que está realizando una oferta por 2 mil 140 millones de dólares para adquirir una filial tailandesa, precursora de una expansión de la producción ahí.

Merry Electronics, que fabrica auriculares para empresas como Bose, dijo que podría trasladar parte de su producción desde el sur de China a ese mismo país, dependiendo de cómo se desarrolle el conflicto comercial.

Taiwán alberga a algunos de los fabricantes por contrato más grandes del mundo, entre otros Foxconn, que ensambla el iPhone.

Produciendo en serie productos bajo la etiquetas de marcas famosas, un número creciente de fabricantes había comenzado en los últimos años a abandonar China para huir de los salarios en alza, tendencia que ahora se acelera con la disputa entre Washington y Beijing.

New Kinpo, que fabrica de todo, desde hardware de computadoras hasta masajeadores faciales, en Tailandia y Filipinas, dio a conocer a Bloomberg este mes que la ofensiva de Donald Trump estaba generando un interés cada vez mayor en sus servicios.

“Las compañías taiwanesas invertían antes en China debido a los bajos costos de la mano de obra. Pero cuando los salarios subieron, algunas iniciaron un éxodo hacia el sudeste de Asia”, dijo Tsai Ming-fang, economista de la Universidad Tamkang en Taipéi.

“Los aranceles de Trump están dando más incentivos a las compañías taiwanesas para trasladarse al sudeste asiático”.

Las cifras ya lo demuestran. Taiwán aprobó inversiones chinas que ascienden a 4 mil 200 millones de dólares en los seis primeros meses, 4.5 por ciento menos, mientras que las inversiones en Vietnam, Malasia e India crecieron durante ese mismo período.

Mucho depende de que Trump cumpla las amenazas de gravar con aranceles productos chinos por otros 200 mil millones -y a la larga probablemente todas las importaciones provenientes del país asiático-. Para muchos ejecutivos, empero, la planificación ya comenzó.

“Hay numerosas incógnitas a nivel geopolítico y la guerra comercial China-EU ha empezado”, explicó a los periodistas el presidente de Delta, Yancey Hai. La compañía también se refirió al acuerdo tailandés.

“Con la adquisición, Delta puede sumar más bases de fabricación, reducir los riesgos generados por la guerra comercial mundial, apuntalar su red de ventas y acercarse más a sus clientes”, comentó el portavoz de la compañía, Jesse Chou, el martes por la noche.

El máximo responsable de Merry, Allen Huang, expresó asimismo ese sentimiento el lunes en una conferencia sobre resultados.

“Si los aranceles de Trump llegan a los auriculares, afectarán las exportaciones a Estados Unidos y nuestros clientes esperarán que podamos reducir costos y fabricar en lugares no afectados por los aranceles”, mencionó a analistas.

“Si bien todos mis competidores poseen fábricas en China, tenemos una ventaja respecto de ellos gracias a nuestras plantas en Tailandia. Nos disponemos a trasladar nuestros productos semiterminados de China a Tailandia y completar el montaje final ahí” si se imponen aranceles.