Economía

Tecnología vestible va por nuevas generaciones de inversionistas

La llamada 'wearable technology' tendrá la capacidad de fortalecer la relación del cliente y su asesor así como entregar servicios centrados en los consumidores.
Leticia Hernández
25 mayo 2015 23:38 Última actualización 26 mayo 2015 5:0
Ralph Lauren anunció que por ahora, sus prendas son ajustables, sin embargo trabajan para fabricar ropa holgada y que incluya la tecnología. (Tomada de ralphlauren.com)

Ralph Lauren anunció que por ahora, sus prendas son ajustables, sin embargo trabajan para fabricar ropa holgada y que incluya la tecnología. (Tomada de ralphlauren.com)

La tecnología para llevar puesta en ropa o accesorios conocida como ‘wearable technology’, tiene un gran potencial de uso en la industria de la gestión patrimonial.

Tendrá la capacidad de fortalecer la relación del cliente y su asesor, entregar servicios centrados en los consumidores, simplificados, y capturar a nuevas generaciones de inversionistas con elevado patrimonio.

La relevancia de la tecnología vestible son las múltiples aplicaciones para la industria de servicios financieros y bancarios, como permitir el monitoreo del portafolio de inversión, el control de presupuesto, la revisión del balance bancario, hasta integrar un software para la gestión de la relación con el cliente (CRM) y éste último es uno de los mayores atractivos para los asesores patrimoniales.

Un reporte proporcionado al El Financiero por la firma de análisis Celent, destaca que si la tecnología vestible tiene la capacidad para ir más allá del segmento de los mass affluent, la parte alta del mercado masivo, y servir a los inversionistas del segmento de Individuos con elevada riqueza neta (HNWI), los asesores también la implementarán.

“La integración de wearables con sistemas de CRM podrían permitir a los asesores entregar experiencias más personalizadas a los clientes y proveer al personal de ventas información más relevante”, expone Ashley Globerman, autora del reporte.

Si bien esta tecnología compuesta por ropa, cámaras, relojes y lentes inteligentes, entre otros, está en su infancia, se estima crecerá a una tasa de adopción similar a los dispositivos móviles, posiblemente aún más rápido, y se proyecta que tomará más o menos el mismo tiempo o incluso menos para su amplia adopción, unos cinco años.

Ralph Lauren es la primera marca de ropa de lujo que rastrea y despliega en tiempo real datos biométricos directamente al teléfono inteligente o tableta del usuario. En Estados Unidos, proveedores de software de CRM como Salesforce y Microsoft Dynamics y firmas de corretaje como Fidelity y E*Trade, han desarrollado aplicaciones para relojes o lentes inteligentes que permiten alertas en tiempo real de acciones y el seguimiento de los mercados y portafolios de inversión.