Economía

Tarifas eléctricas bajarán en tres años por caída de petroprecios: IMCO

El Instituto Mexicano para la Competitividad señala que la disminución no es resultado de la reforma energética o una reconversión en materia de gas.
Isabel Becerril
08 abril 2015 11:31 Última actualización 08 abril 2015 12:5
electricidad CFE (Cuartoscuro/Archivo)

electricidad CFE (Cuartoscuro/Archivo)

En México, la reducción real y sostenible de las tarifas eléctricas, tanto la residencial como industrial, se presentará en un periodo de dos a tres años, advirtió Rodrigo Gallegos, director, director de Cambio Climático y Tecnología del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

En conferencia de prensa, explicó que la disminución de las tarifas eléctricas en el país no es resultado de la reforma energética y mucho menos a una reconversión en materia de gas, sino a la caída de los precios del petróleo.

Pero, además no hay que quedarse con la idea de que las tarifas eléctricas siempre estarán baratas, esto es un error, porque si México no importa el gas del vecino del norte, su precio se dispara y por consiguiente las tarifas de luz.

Desde su punto de vista, si bien la reforma energética presenta ciertas lagunas, como en el caso de los certificados de energía limpia, por ejemplo, además que la apuesta del gobierno de esta reforma se ha centrado en la reducción de las tarifas energéticas, no es momento de pensar en iniciar una nueva discusión para otra reforma, como lo han planteado algunas personas.

Lo más idóneo en estos momentos, es "mejor trabajemos con lo que se tiene y tratemos de perfeccionar o afinar los puntos que no están claros, porque al menos en lo que resta del sexenio no se dará una nueva discusión para que haya nuevamente cambios en el sector energético", agregó.

Durante la presentación del análisis: Hacia la Transformación del Mercado Eléctrico Mexicano: Generación Distribuida, Rodrigo Gallegos alertó que nuestro país mantiene una gran dependencia del gas proveniente de Estados Unidos y que lo más conveniente es que diversifique su matriz de energéticos.

Hizo ver que nuestra nación presenta un equilibrio muy débil en cuanto a la matriz de seguridad energética, porque en el momento en que Estados Unidos quiera vender su gas a otro país o rompa las negociaciones con México para la venta del combustible, en ese momento se disparan los precios en luz, por ejemplo, lo que hará que se pierda competitividad como nación.

Precisó que hoy todavía la energía eléctrica en el país es casa, en promedio 135 por ciento más alta con respecto al vecino del norte a nivel comercial; además de que la red mexicana tiene pérdidas en trasmisión y distribución del 17 por ciento, muy por arriba del promedio internacional que es de 8 por ciento.