Economía

Tardía, clausura
de Dragon Mart,
afirma diputada

La diputada federal Graciela Saldaña afirmó que en este proyecto, era claro el contubernio entre los tres niveles de gobierno y que
la respuesta del gobierno federal es tardía a una denuncia de violación ambiental hecha hace más de dos años.
Norma Anaya Rojas/Corresponsal
26 enero 2015 18:53 Última actualización 26 enero 2015 18:53
Dragon Mart

La respuesta del gobierno ante el caso Dragon Mart es tardía, afirmó Graciela Saldaña. (Cuartoscuro)

CANCÚN.- El anuncio del vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez, en torno a la clausura total del proyecto comercial y de negocios Dragon Mart en el predio “El Tucán” en Puerto Morelos es una respuesta tardía para un procedimiento de denuncia violatoria a reglamentos ambientales que inició hace ya más de dos años, enfatizó la diputada federal Graciela Saldaña.

La legisladora, quien junto con otras instancias y organismos puso el tema sobre la mesa, dijo que era obligación de la autoridad dar respuestas prontas y expeditas a un proyecto de esta naturaleza en el que era claro “el contubernio de los tres niveles de gobierno”.

Añadió que “para nadie era un secreto todos los privilegios que ofrecía el entonces gobernador del estado, Félix González Canto y que continuó Roberto Borge para que la empresa llevara a cabo su inversión en la entidad y la falta de respuestas e información por parte de instancias como la Semarnat, la Secretaría de Economía y la propia Profepa”.


Indicó que es confusa la declaración del vocero de la República sobre la clausura total, por lo que habrá que estar muy atentos al desarrollo del proceso jurídico, de las sanciones que se aplicaron a la empresa por daño ambiental y de que el recurso se aplique para resarcir el daño, además de que se aplique la ley en contra de quienes actuaron con dolo.

Cabe recordar que tras la polémica en torno al proyecto y la presión constante a través de denuncias sobre devastación, la Profepa impuso en agosto del 2014 una multa en materia de impacto ambiental por un monto de siete millones 233 mil 675 pesos, por carecer de su autorización en materia de impacto ambiental federal.

Posteriormente, impuso una nueva multa al proyecto comercial y de negocios Dragon Mart, que en conjunto suma los 14.6 millones de pesos.

“Debemos aclarar que aquí no se trata de ir en contra de una inversión china, sino de quienes no cumplen con la Ley Ambiental. Como es ahora el caso del hotel RUI, de capital español”.
En breve charla telefónica, Juan Carlos López Rodríguez director general del proyecto Dragon Mart, dijo estar al tanto del anuncio en torno al proyecto, de lo que se enteró durante el vuelo que realizó desde la Ciudad de México a Cancún.

Declinó hacer comentario alguno sobre la determinación de la Profepa, a lo que indicó “si me entiendes verdad”, por lo que comentó que por la tarde la empresa hará llegar un comunicado con su postura.