Economía

Tamaulipas cuenta con buque para investigación petrolera en el Golfo

Con el buque oceanográfico UAT-1- CIDIPORT, podrán
ser efectuados estudios del impacto ambiental de la actividad petrolera en el norte del Golfo de México; la embarcación ya
tiene trabajo por los próximos cinco años con clientes como Pemex, Semarnat, la Semar y la Escuela Naútica.
Teresa Macías
04 mayo 2014 18:39 Última actualización 04 mayo 2014 18:44
buque

El buque (tamaulipas.gob.mx)

TAMPICO, TAMS.- Con la adquisición del buque oceanográfico UAT-1- CIDIPORT, que tuvo un costo de 24 millones de pesos, la Universidad Autónoma de Tamaulipas podrá realizar estudios de impacto ambiental de la actividad petrolera del Golfo de México.

Lo anterior fue dado a conocer en el abanderamiento del buque este sábado, en una ceremonia a la que asistió el gobernador Egídio Torre Cantú y el rector de la UAT, Enrique Ettiene Pérez del Río.

“Coronamos una etapa de esfuerzos e iniciamos una travesía en la investigación y sustentabilidad, la calidad del trabajo en CIDIPORT nos permite gozar de un sólido prestigio, ahora Tamaulipas cuenta con el primer buque para investigación en el Golfo de México”, señaló Enrique Ettiene Pérez, rector de la UAT.

Añadió que ya tienen varios contratos y trabajo para los próximos 5 años en que el buque estará ocupado, entre sus clientes están Pemex, Semarnat, la Marina, la Universidad de Ensenada y la Escuela Náutica. Se tiene programado para el buque que en los siguientes tres años realice jornadas oceanográficas en el frente marino de Tamaulipas.

“Esta investigación nos permitirá entre otras cosas evaluar el impacto ambiental de la actividad petrolera en la región norte del Golfo de México e ahí la trascendencia de nuestros esfuerzo, con esto la UAT confirma su posición como la institución de investigación marítima más importante del Golfo”.

Por su parte, el Director del Centro de Investigación y Desarrollo en Ingeniería Portuaria, Marítima y Costera (CIDIPORT), Dr. Sergio Jiménez Hernández, expuso que es necesario saber cuántos recursos marinos se tienen y como se encuentran, donde están y para que se pueden aprovechar.

“Desafortunadamente en los últimos 50 años la naturaleza nos ha hecho ver que la sobreexplotación pesquera, la extinción de peces marinas como el león marino del Japón, entre otras son las consecuencias de lo que hoy llamamos calentamiento global, pero el hombre es susceptible de revertirlo, tenemos olvidada la riqueza marina en México, no nos hemos ocupado de entender lo que representan estos recursos”.

Destacó que fue visionaria la adquisición del buque oceanográfico con la finalidad de conjuntar esfuerzos científicos y educativos para llevar a cabo estudios oceanográficos en el Golfo de México y con ello aportar conocimientos del fondo marino, asi como promover su aprovechamiento racional y su sustentabilidad.

INFRAESTRUCTURA Y CAPACIDAD

El buque oceanográfico tiene una eslora de 57 metros, una manga de 10 y un calado de 5 metros, tiene 4 laboratorios, cuenta con infraestructura y capacidad necesarias para llevar a bordo por más de 30 días en campañas en el mar a 14 tripulantes y 21 científicos, que podrán desarrollar actividades de investigación científica como el conocer el potencial de los productos pesqueros y evaluar el grado de contaminación de las actividades productivas que se dan en esos ecosistemas.

También realizar estudios de caracterización del fondo marino, desarrollar estudios geofísicos para la evaluación de los recursos petroleros que hay en aguas profundas del golfo, entre otros.

El buque cuenta con tecnología especializada para levantamiento batimétrico y de reconocimiento del lecho marino, con tecnología Seat Bat 7150-C 24 kHz Multibeam Echo Sounder, fue adquirido en 2013 a la Agencia de Océanos y Atmosfera (NOAA) de Estados Unidos.

En la actualidad sólo la UNAM y el CICESE tienen un buque como este, ahora la UAT cuenta con uno para dar servicio a la gran demanda que existe en México por estos servicios, ya que actualmente sólo el 5% de los mares en el país ha sido analizado.