Economía
ENTREVISTA
Jonas Prising, CEO para ManPowerGroup

Talento mexicano
no está preparado
para las reformas

México aún no cuenta con el personal y el talento que serán necesarios tras la aprobación de las reformas estructurales, afirmó Jonas Prising; por ello, comentó que el país podría beneficiarse con políticas de migración que ayuden a crecer la economía y con traslados legales.
Darinka Rodríguez
06 octubre 2014 23:16 Última actualización 07 octubre 2014 5:5
Jonas Prising

44 por ciento de los empleadores en México no pueden encontrar al personal que necesitan, afirmó el CEO de ManPower Group. (Darinka Rodríguez)

CIUDAD DE MÉXICO.-México no está preparado para las inversiones contempladas en el paquete de reformas en cuanto a la preparación del personal y el talento requerido, expuso Jonas Prising, CEO para ManPowerGroup. En entrevista con El Financiero, señaló que 44 por ciento de los empleadores en México no pueden encontrar al personal que necesitan.

___ ¿Está México preparado en términos de personal, educación y talento para enfrentar el proceso de reformas?
___ Como cualquier buena idea, la importancia viene en la ejecución de esa idea. Desde luego, la pregunta en la mente de todos es cómo se van a llevar a cabo estas reformas y cuándo empezarán a verse los resultados.

La necesidad y que se ha reportado en la investigación que presentamos, es que las personas en términos de su satisfacción educativa tienen un nivel muy bajo, siendo uno de los más bajos a nivel mundial. Por ello, el trabajo que se tiene que hacer en ese sector es muy importante.

___ ¿México está preparado para las inversiones contempladas en el paquete de reformas?
___ No, y una de las razones que señalamos en nuestro análisis es que 44 por ciento de los empleadores en México no pueden encontrar al personal que necesitan. Es claro que los empleadores en México están buscando talento y les resulta difícil encontrarlo.

Ese es uno de los grandes retos al garantizar que el sistema educativo y las compañías deban construir las redes.

___ ¿Cómo ven los empleadores globales al país en medio de este proceso de reformas?
___ Creo que su actitud es muy positiva porque se están reformando áreas que por muchos años se percibió que necesitaban ser reformadas.

En ese sentido, no puedo hablar mucho por las demás compañías, pero nosotros vemos muy positivo para el ambiente de negocios en el largo plazo, pero la pregunta siempre gira en torno a la ejecución de las reformas y cómo se van a implementar en el sentido de que no paren el crecimiento económico del país al tratarse de grandes cambios.

___ ¿Cuáles son los sectores que se espera que detonen el crecimiento del empleo en el país?
___ Claramente existe una oportunidad para la minería y manufactura, pero con el crecimiento sostenido de la clase media observamos otros sectores que pueden crecer.

Las buenas noticias que encontramos para el país es que son resultados positivos de crecimiento en 16 por ciento y la tendencia es que siga aumentando.

___ ¿Es necesario importar personal en tanto se logren concretar los avances de las reformas?
___ Muchos países tienen esa necesidad, incluyendo Estados Unidos en el tema de tecnologías de la información, por eso existen altos niveles de migración en talento altamente especializado. Estoy seguro que México podría beneficiarse con políticas de migración que ayuden a crecer la economía y con traslados legales. En tanto, este tipo de acuerdos puede ser benéfico para los individuos pero también para el país para los sectores que lo necesitan.

___ En México existe la discusión de elevar el salario mínimo, ¿los salarios bajos son atractivos para la inversión o por el contrario, tienen un efecto negativo?
___ La discusión sobre el salario mínimo se lleva a cabo actualmente en muchos países, porque la energía de trabajo se está bifurcando entre quienes tienen bajas habilidades y bajo salario y quienes tienen altas habilidades y salarios más altos, siendo el segundo caso quienes tienen incrementos salariales más rápidos, por lo que la brecha se está incrementando.

Creo que la pregunta en torno a ello, es qué se puede hacer para incrementar el salario mínimo sin impactar el crecimiento y la posición competitiva en torno a otros países.

Es razonable pensar que se puede incrementar el salario mínimo dado que la brecha se hace cada vez más alta, sin embargo, no se puede hacer en un nivel muy alto pues las empresas dejarían de contratar o se incrementaría tanto que no sería atractivo para fomentar las inversiones.

Es claro que los empleadores en México están buscando talento y les resulta difícil encontrarlo