Economía

Tabasco comienza a ver la luz al final del túnel: Núñez Jiménez

El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, señaló que el estado comienza a ver la luz al final del túnel, ya que con la aprobación de la reforma energética, llegarán a su entidad recursos frescos con los que cubrirá los adeudos heredados por la pasada administración.
Patricia Hernández / Corresponsal
06 agosto 2014 18:20 Última actualización 06 agosto 2014 18:21
[Arturo Núñez/Gobernador de Tabasco/Imagen de archivo/Cuartoscuro]   Se extraviaron documentos de administración anterior.

[Arturo Núñez/Gobernador de Tabasco/Imagen de archivo/Cuartoscuro]   Se extraviaron documentos de administración anterior.

VILLAHERMOSA.- “Tabasco comienza a ver la luz al final del túnel”, aseguró el gobernador Arturo Núñez Jiménez, al destacar que con la aprobación de la vertiente fiscal de la reforma energética llegarán recursos frescos al estado con los que se cubrirán los adeudos heredados de la pasada administración.

Al respecto, precisó en entrevista en un programa de radio local, que el exgobernador Andrés Granier Melo y sus colaboradores, sustrajeron del erario estatal nueve mil 500 millones de pesos en efectivo.

Esto, dijo, aunado a la pérdida de participaciones fiscales a causa de la reforma fiscal de 2007 han colocado a Tabasco con un déficit económico que asciende a más de 37 mil 500 millones de pesos. Por esta razón, detalló que al inicio de su sexenio el estado estuvo a punto de la quiebra por la falta de liquidez y la catástrofe financiera con que se encontró por los malos manejos del régimen granierista.

En ese sentido, reconoció que aún la entidad que gobierna se encuentra en una delicada situación de crisis, misma que podrá ir superando “en la medida de lo que logre con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)”.

Explicó que el cabildeo emprendido con el presidente Enrique Peña Nieto, la SHCP y los coordinadores parlamentarios de las principales fuerzas políticas con representación en el Congreso de la Unión, permitió subir hasta 0.87 por ciento la fórmula del Fondo de Extracción de Hidrocarburos, pero adelantó que aún está pendiente otra negociación con la Federación que permitirá mejorar gradualmente los ingresos del estado.

“He tenido un entendimiento institucional con el gobierno federal muy bueno y lo acabo de ratificar en esta lucha por la vertiente fiscal de la reforma energética”, recalcó al destacar el apoyo que ha recibido por parte del presidente de la República el cual, dijo, “no ha dejado solo a Tabasco en sus problemas financieros”.

Núñez descartó a la vez que el Gobierno del Estado vaya a recurrir en el corto plazo a un nuevo empréstito, y mantuvo firme la ruta de ocupar los dos primeros años de su gobierno para enfrentar la crisis, los siguientes dos años para la consolidación, y los dos últimos años para el crecimiento.

En cuanto a los recursos que se percibirán, explicó que se utilizarán para pagar a proveedores; sanear el desfalco; atender los problemas del sector educativo que ascienden a mil 500 millones; el sistema de pensiones que hay que fondearlo con 400 millones; cubrir la aportación estatal del Fonden, que son mil millones; 200 millones para liquidar laudos y otros 780 millones para saldar adeudos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).