Economía

Sancionarán a tiendas que permitan a clientes estacionarse en banquetas en Masaryk

La delegación penalizará a los establecimientos mercantiles que toleren que sus clientes estacionen sus vehículos en las rampas de acceso. Habrá operativos de personal delegacional en bicicleta para revisar que no se viole el Reglamento de Tránsito.
Rafael Montes
11 diciembre 2014 13:53 Última actualización 11 diciembre 2014 14:38
Masaryk.

Serán instalados sensores en las bahías de ascenso y descenso para contar el tiempo que un auto permanece en ese punto.

CIUDAD DE MÉXICO.- Para evitar que los automovilistas invadan las banquetas de la remodelada Avenida Presidente Masaryk, en Polanco, la delegación Miguel Hidalgo advirtió que sancionará con suspensiones a los establecimientos mercantiles que toleren que sus clientes estacionen sus vehículos en las rampas de acceso a los negocios.

En conferencia de prensa, el director de Gobierno y Participación Ciudadana del gobierno delegacional, David Razú, acompañado de la titular de la Autoridad del Espacio Público, Dhyana Quintanar, informó que al negocio que permita la invasión de banqueta se le suspenderá por violar las disposiciones de Protección Civil.

Pero de acumular tres sanciones, la delegación revocará el permiso del lugar para operar la rampa de acceso y se colocará un bolardo en la banqueta para evitar el paso de automóviles al estacionamiento del negocio.

Razú explicó que así se busca la corresponsabilidad de los negocios para que se mantenga el orden en Masaryk y confió en que no sea necesario llegar al punto de clausura del permiso de la rampa.


Además, adelantó que para cuándo concluya la obra de remodelación de la avenida en sus tres tramos, serán instalados sensores en las bahías de ascenso y descenso para contar el tiempo que un auto permanece en ese punto y de superar los tres minutos, una cámara fotografiará de manera automática las placas del auto y le aplicará una multa por invasión de banqueta.

Quintanar informó que en toda la avenida hay 58 rampas de acceso, de las que 39 son de comercios y 19 de domicilios particulares, así como 20 bahías de ascenso y descenso.

Tal como lo informó EL FINANCIERO hace unas semanas, a pesar de la molestia de algunos vecinos con la colocación de bahías en la avenida, la funcionaria explicó que el acuerdo con los comercios es que éstas no sean usadas de estacionamiento, de lo contrario, serán clausuradas en perjuicio para los negocios a las que sirven.

En tanto no se cuente con la tecnología para las fotomultas, agentes de Tránsito de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal serán los que apliquen el reglamento correspondiente.

Razú dijo que habrá operativos de personal delegacional en bicicleta para revisar que no se viole el Reglamento de Tránsito.