Economía

Sufren desplome los ingresos petroleros

10 febrero 2014 5:11 Última actualización 02 julio 2013 5:32

[Bloomberg]


 
 
Eduardo Jardón
 
Los ingresos provenientes de la actividad petrolera cayeron 8.6% anual entre enero y mayo de este año, la peor cifra en 4 años.
 
Esta tendencia podría mantenerse negativa, ante el deterioro que muestran los indicadores petroleros, lo que tendría un impacto negativo sobre las finanzas públicas.
 

Hasta junio el precio promedio de la mezcla mexicana de exportación fue de 100.9 dólares, con lo que superó la estimación oficial de 86 dólares para todo el año, según los datos de Petróleos Mexicanos (Pemex).
 
Sin embargo, su cotización fue 4.8% inferior a la reportada en el primer semestre de 2012, y además mantiene una tendencia descendente. Las previsiones de los analistas anticipan un menor nivel en este año y en 2014.

En tanto, la producción del hidrocarburo se ubicó en mayo en 2 millones 510,000 barriles diarios, la cifra más baja desde septiembre de 2011. Si se compara con el valor de mayo de 2005, el volumen resulta 27% inferior, con base en datos de la Secretaría de Energía.
 
Pero los focos rojos en el mediano plazo están en las exportaciones, que se desplomaron en los últimos meses. En mayo se vendieron al exterior un millón 29,000 barriles por día, la menor cifra en casi 25 años, desde septiembre de 1988, de acuerdo con los registros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
 
Y se prevé que esta tendencia se mantenga a la baja, ante una menor demanda de crudo por parte de Estados Unidos, el principal mercado del crudo mexicano.

Alrededor de 70% de las exportaciones petroleras tienen como destino ese país, que cubre con el crudo mexicano 11.4% de su demanda, cuando hace 10 años la participación fue de 15.9%.
 
Las importaciones totales de crudo por parte de Estados Unidos sumaron 914.4 millones de barriles entre enero y abril de este año, cantidad 19% menor a la reportada en 2003.
 
 
Pero las compras que hizo a México cayeron 42%, al pasar de 179.8 a 104.2 millones de barriles, revelan los datos del Departamento de Comercio de ese país.
 
Adrián Muñiz, subdirector de Análisis Económico de Vector Casa de Bolsa, comentó que existe la expectativa de que en cinco años la mayor economía del mundo deje de adquirir petróleo, lo que tendrá un impacto sobre las finanzas públicas de México.
 

Señaló además que el precio del hidrocarburo bajará cuando Estados Unidos se retire del mercado, ya que es un demandante muy importante, por lo que las exportaciones van a tener un menor valor.
 
El gobierno, dijo, está visualizando este impacto, y de ahí la importancia de la reforma fiscal, que tendrá que ser muy completa, de la mano de la reforma energética.
 
De acuerdo con Carlos Capistrán, economista en jefe para México de Bank of America Merrill Lynch, debido a que los ingresos tanto petroleros como no petroleros están en riesgo, se prevé que la reforma fiscal fortalecerá las finanzas públicas y reducirá la dependencia petrolera, principalmente por medio de la ampliación de la base del IVA.