Economía

Subirá el gas que importa México

12 febrero 2014 4:39 Última actualización 21 mayo 2013 7:42

[Bloomberg] Estados Unidos fortalece su infraestructra para exportar GNL. 


 
Lizbeth Pasillas
 
Los precios del gas natural que paga México a Estados Unidos podrían subir en los próximos años a entre 6 y 7 dólares por millón de BTU porque ese país está fortaleciendo su infraestructura para exportar el energético a otros países, lo cual aumentará la demanda.
 
México hoy compra gas natural a Estados Unidos por ducto -de hecho, está incrementando esa infraestructura- al precio más bajo del mundo, consecuencia del efecto de los yacimientos de shale gas y shale oil en explotación en el vecino país.
 
Santiago García, director para América Latina del banco Macquarie, declaró en entrevista que Estados Unidos ya se convirtió en un exportador de gas natural por los yacimientos de gas lutitas. En los próximos años, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía, sucedería lo mismo, pero en petróleo.
 
En los últimos días Estados Unidos otorgó 2 permisos a empresas privadas para construir plantas para licuar el gas natural -Gas Natural Licuado, GNL-, que le permitirán exportarlo ya no por ducto, sino por barco.
 
García explicó que si bien Estados Unidos ya exportaba gas a México, apenas se está convirtiendo en un exportador neto de ese energético a otros países diferentes al nuestro. También era importador.
 
Refirió que la administración del presidente Barack Obama ha concedido dos permisos -el último fue el viernes pasado-, a las empresas Freeport LNG y Cheniere para construir las plantas de licuefacción de gas, tanto en Texas como en Luisiana.
 
El directivo coincidió con Alejandro Martínez Sibaja, director de Pemex Gas y Petroquímica Básica, en que el precio del gas natural que compra México a Estados Unidos podría ubicarse en los próximos años entre seis y siete dólares. Hoy está alrededor de cuatro.
 
"Ese gas que está atrapado, que sólo tiene salida para México, ahora tendrá salida para el resto del mundo. Y ya hemos visto la reacción de los mercados: desde que se anunció la noticia del viernes pasado el precio del gas ha subido 6 %", indicó.
 
Los contratos otorgados permitirán a empresas privadas construir terminales de licuefacción de gas, que lo llevarán de estado gaseoso, vía refrigeración, a estado líquido, exportándolo así por barco. Al llegar a su destino se regasifica.
 
García anticipó que Estados Unidos tiene previsto dar dos o tres contratos más de este tipo. Las plantas ya adjudicadas comenzarían a operar hacia 2016 y 2017.
 
Con información de El Financiero Diario.