Economía

Suben tasas bancos centrales

Como respuesta a los anuncios de la Reserva Federal de Estados Unidos algunos mercados elevaron sus tasas de interés para sufrir un menor impacto y proteger la liquidez.
Diego Elías
29 enero 2014 22:28 Última actualización 30 enero 2014 5:0

Algunos bancos centrales reaccionaron ante los efectos por la menor liquidez de la Fed subiendo las tasas de interés.

Entre ellos, el Banco Central de Turquía que sorprendió al mercado al decidir subir la tasa de interés de 7.75 a 12 por ciento, argumentando que recientes acontecimientos internos y externos están teniendo un impacto adverso sobre la percepción del riesgo, dando lugar a una depreciación significativa de la lira (moneda turca) y un pronunciado aumento en la prima de riesgo.

La autoridad central agregó que pondrá en práctica las medidas necesarias a su alcance para contener el impacto negativo del debilitamiento de la moneda sobre la inflación y la estabilidad macroeconómica. Y es que en lo que va del año la lira se ha depreciado 5.3 por ciento.

Las acciones realizadas por este banco fueron recibidas con optimismo por los mercados asiáticos ya que creó la esperanza de que esto podrá frenar la ola de liquidación en los mercados emergentes. Incluso, se espera que otros bancos centrales de economías emergentes tomen medidas para tranquilizar una serie de presiones inflacionarias y una salida de capitales al exterior.

Asimismo, el Banco de la Reserva de Sudáfrica subió por primera vez en casi seis años la tasa de interés en 50 puntos básicos a 5.5 por ciento, indicando que se esperaba que se intensificaran las presiones sobre el tipo de cambio y que la mayor responsabilidad del organismo era mantener la inflación bajo control.

Cabe mencionar que el martes el Banco Central de la India también elevó inesperadamente su tasa de interés en 25 puntos base a 8 por ciento para contener el alza en los precios. Es importante mencionar que desde que la Reserva Federal de Estados Unidos insinuó que recortaría la compra de bonos las monedas emergentes han registrado notables depreciaciones.