Economía

Sube cartera vencida de créditos personales; CNBV en alerta

10 febrero 2014 4:32 Última actualización 30 septiembre 2013 5:2

[El nivel de morosidad es el más alto en el segmento de consumo no revolvente / Arturo Monroy / El Financiero]


 
Jeanette Leyva
 
El incremento de la cartera vencida en los créditos personales originó alertas tempranas en este circuito crediticio.
 
De acuerdo con datos de la CNBV, el índice de morosidad de los créditos personales ha ido a la alza en los últimos años, en agosto de 2007 era de sólo 3.46 por ciento, pero en el último año es el más alto de la cartera de consumo no revolvente al pasar de 6.37 por ciento en agosto de 2012, a 7.71 por ciento en el mismo mes de este año.
 
Jaime González Aguadé, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), explicó que esto causó supervisiones específicas en algunos bancos, para verificar el proceso de originación del crédito.
 
En un año, el número de créditos personales ha crecido en 65 por ciento,  pasó de seis millones 262 mil 227 en abril de 2012, a 10 millones 330 mil 78 créditos en el mismo mes de este año.
 
La mitad de los créditos personales registrados por la CNBV, corresponden a Banco Azteca, en tanto Banco Ahorro Famsa, es la segunda institución con mayor presencia en este segmento y la que más ha crecido, al pasar de otorgar un millón 536 mil 353 créditos personales en abril de 2012, a tres millones 108 mil 490 créditos en abril de este año, lo que representa un crecimiento de 102 por ciento.
 
A raíz de los hallazgos, las autoridades regulatorias hicieron observaciones y recomendaciones en general a las instituciones bancarias para que tomaran las medidas necesarias para evitar el crecimiento de la morosidad.
 


 
“Esperamos que con esto empiece a mejorar la originación del crédito, pero no hay que perder de vista que también por el desaceleramiento de la economía estos créditos personales pueden comportarse de esta forma (caer en morosidad)”.
 
Si bien, dijo, los bancos tienen modelos robustos en los que debieron fundar la originación de cada crédito, no aplicaban correctamente las decisiones al momento de otorgar un crédito.
 
Las expectativas de crecimiento para este año son de 1.8 por ciento y de mejorar la economía en el corto plazo, la tendencia negativa en la cartera vencida de créditos personales se corregirá, afirmó en entrevista con El Financiero.
 
Sin embargo, dijo, pese a la desaceleración de la economía mexicana, la parte positiva es que el crédito bancario crecerá tres veces más que el PIB.
 
“Si la economía crece dos por ciento, típicamente crecerá el crédito seis por ciento, y los últimos reportes muestran crecimiento de la cartera de 10 por ciento, y los bancos entienden que es un factor coyuntural, independientemente que le estamos dando un seguimiento a las carteras para que no se emproblemen hacia adelante”.
 
Este ritmo de crecimiento de la cartera como proporción del PIB, ha mostrado en la última década de que es un nivel seguro para evitar mayores riesgos.
 
Reconoció que hay una disyuntiva sobre si  los créditos bancarios deben ser otorgados en un mayor número y de forma más rápida, ante la fortaleza del sistema bancario mexicano y que se encuentra adelantado en materia regulatoria con la aplicación anticipada de Basilea III,
 
En México, la penetración del crédito como proporción del PIB es de apenas del 26 por ciento, cuando en promedio en América Latina es de 44 por ciento, por lo que consideró que si bien, el tener una regulación fuerte tiene muchas ventajas, la realidad es que el crédito bancario en México es bajo, por lo que hay espacio para avanzar.
 
“Sentimos que la poca penetración del crédito es también por la baja competencia, lo que se trata de atender con la reforma”, afirmó González Aguadé.