Economía

Statoil apunta a Brasil como mayor productor

El país latinoamericano, donde Statoil ya actúa como operador del campo Peregrino, será uno de los principales motores de crecimiento de la compañía noruega para los años 2020.
Bloomberg
11 mayo 2017 0:2 Última actualización 11 mayo 2017 5:5
statoil

La petrolera noruega es operadora en territorio brasileño del campo Peregino.(Statoil.com)

Statoil, el productor estatal de petróleo de Noruega, dijo que Brasil podría convertirse en el mayor contribuyente individual a la producción de la compañía después de su país de origen dentro de una década.

Brasil es un área de oportunidad”, dijo Lars Christian Bacher, vicepresidente ejecutivo de desarrollo y producción internacional de Statoil, en una entrevista en la oficina de la compañía en Fornebu, cerca de Oslo. “Este es un país que podría convertirse en el mayor después de Noruega”.

El país latinoamericano, donde Statoil ya actúa como operador del campo Peregrino, será uno de los principales motores de crecimiento de la compañía para los años 2020 después del descubrimiento de un campo de mil millones de barriles en aguas profundas y la adquisición por dos mil 500 millones de dólares el año pasado de una participación en el campo petrolero Carcará de Petróleo Brasileiro.

“Este podría ser un país donde súbitamente podríamos ser el operador de medio millón de barriles diarios”, dijo Bacher. Eso se compara con la capacidad actual de Peregrino de alrededor de 100 mil barriles de petróleo al día, pero no debe ser visto como un objetivo explícito, dijo.

La producción de petróleo de Brasil superará dos millones de barriles por día en 2023, de los actuales 1.3 millones de barriles, superando a Noruega y a la mayoría de los productores de la OPEP. Las perspectivas de crecimiento del país han atraído a otras grandes multinacionales europeas como Royal Dutch Shell y Total, y lo prepara para un resurgimiento económico después de un gran escándalo de corrupción que involucró a Petrobras y las empresas proveedoras.

“Este es un país que está en una fase de transición”, dijo Bacher. “Petrobras saldrá de esto como una empresa más fuerte, y Brasil un país más fuerte, más integrado en el comercio global”.

Una orden judicial que congeló la transacción de Statoil con Carcará fue levantada a principios de este mes, lo que permite a la empresa reanudar el trabajo en la licencia. Statoil no espera más obstáculos legales al acuerdo, y su apetito por más transacciones posibles no se ha visto afectado, dijo Bacher.

Statoil considerará todos los bloques en una ronda de licencias en Brasil este año, incluyendo uno ubicado en la parte norte del campo de Carcará, dijo. Si bien no se espera que la producción de Carcará y Pao comience antes de 2025, los planes para iniciar la producción de la segunda fase de Peregrino a finales de 2019 o a principios de 2020 siguen en marcha, dijo Bacher.

Noruega representó el 62 por ciento de la producción total de Statoil en 2016, seguida por EU.