Economía

Standard & Poor’s revisa perspectiva del municipio de Querétaro a positiva

El desempeño presupuestal del municipio, así como la expectativa de que mantendrá finanzas sólidas durante la transición política fueron factores que la calificadora consideró para elevar la calificación del municipio de Querétaro de estable a positiva.
Notimex
18 marzo 2015 18:10 Última actualización 18 marzo 2015 18:10
Este 7 de junio, Querétaro elegirá gobernador. (Archivo/Cuartoscuro)

Standard and Poor's mejoró calificación del municipio de Querétaro.  (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Standard & Poor’s (S&P) revisó hoy la perspectiva de las calificaciones del Municipio de Querétaro de estable a positiva, ante la expectativa de que mantendrá finanzas sólidas durante el periodo de transición política y ante una posible caída de las participaciones federales en 2016.

La agencia internacional de riesgo crediticio también confirmó las calificaciones en escala global de ‘BBB-’ y en escala nacional –CaVal-- de ‘mxAA+’ del municipio.

“La revisión de la perspectiva también refleja nuestra evaluación sobre el desempeño presupuestal Querétaro que consideramos ‘muy fuerte’ debido al adecuado crecimiento de sus ingresos propios y a sus controles de gasto”, explicó el analista de S&P, Manuel Orozco.


“Ambos factores mantendrán la solidez de los indicadores financieros del municipio, incluso durante el periodo de transición política tras las elecciones de junio de 2015 y ante una posible disminución de las participaciones federales en los próximos dos años”, agregó.

Las evaluaciones de Standard & Poor’s sobre la flexibilidad financiera del municipio como “promedio”, su liquidez “adecuada” y la carga de deuda y pasivos contingentes “bajos” son otras fortalezas de la calificación.

Además, la economía de Querétaro es más fuerte que el promedio nacional y está en línea con la de sus pares mexicanos con calificaciones similares, y las prácticas financieras del municipio sobresalen entre las de los otros municipios en México, refirió la calificadora.

Espera que sus políticas recaudatorias ayuden a incrementar en más de 10 por ciento sus ingresos propios en 2015-2017 y que los controles de gasto operativo generaren flujos de efectivo suficientes para financiar la mayoría de su gasto de inversión, sin incurrir en endeudamiento.

“Consideramos que el Municipio mantendrá estas prácticas junto con una prudente política de deuda después del cambio de administración el 1 de octubre de 2015”, mencionó S&P.