Economía

Sólo 49% de los mexicanos cree que los monopolios son malos

Según una encuesta del Centro de Investigación para el Desarrollo, la mayoría de la población en México no sabe que los monopolios en el país provocan precios más altos por bienes o servicios.
Edgar Sigler
26 marzo 2015 11:8 Última actualización 26 marzo 2015 11:8
Bandera de México (Cuartoscuro)

Bandera de México (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Sólo el 49 por ciento de los mexicanos considera que los monopolios son malos en su día a día; y el 57 por ciento cree que su existencia genera precios más altos, aunque el 34 por ciento piensa que llegan a bajar cuando sólo existe una empresa en el mercado; lo cual demuestra la ignorancia que se tiene sobre temas de competencia económica, según datos de un estudio de la Alianza por la Competencia.

"La mayoría en realidad no sabe que México está lleno de monopolios que los afectan con precios más altos", dijo el investigador del Centro de Investigación para el Desarrollo AC (CIDAC), Aitor Ortiz, durante la presentación del estudio.

El investigador señala a la falta de información sobre estos temas como la consecuencia de esta interpretación de los monopolios en el país, a pesar de que la mayoría de las personas entienden que las prácticas anticompetitivas como las de coordinación para subir el precio o el desplazamiento de competidores.

"Falta la información hacia la población de los beneficios de la competencia", director de estudios políticos y gubernamentales de IPSOS Public Affairs de México, Fernando Miñon.

El estudio revela que la gente ve mayor competencia en los mercados de cigarros, autos, refrescos y cervezas, siendo mercados donde en realidad existen fuertes problemas de concentración.

"Muchas veces la gente cree que el número de marcas es igual a competencia, y no se da cuenta que son de un mismo productor", dijo Aitor Ortiz.

Los mercados más concentrados fueron la luz, agua y gasolina, donde en realidad existe un monopolio de facto controlado por el Estado.

"Lo que afecta mucho es que la gente no entienda los efectos de tener o no competencia", opinó el investigador del CIDAC.

El experto considera que se requieren de mensajes claros sobre cómo se beneficia la gente de una mayor competencia como una baja en los precios o mayores productos para elegir.