Economía

Solicitudes de subsidios por desempleo en EU suben más de lo esperado

Los pedidos para obtener beneficios por desempleo subieron en 12 mil, con lo que en la semana que terminó el 29 de agosto sumaban 282 mil, informó el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.
Reuters
03 septiembre 2015 9:6 Última actualización 03 septiembre 2015 9:6
Generación de empleo en EU

Generación de empleo en EU. (Bloomberg)

WASHINGTON.- El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo creció más de lo esperado la semana pasada, aunque la tendencia subyacente siguió consistente con un fortalecimiento del mercado laboral.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo subieron en 12 mil, a una cifra desestacionalizada de 282 mil en la semana que terminó el 29 de agosto, informó el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

Las solicitudes de la semana previa fueron revisadas para mostrar mil menos de lo inicialmente reportado. Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que las solicitudes aumentarían a 275 mil la semana pasada.

Un analista del Departamento de Trabajo señaló que no hubo factores especiales que influyeran en los datos.

Las cifras no guardan relación con el informe sobre el empleo en agosto que se conocerá el viernes, y que es seguido muy de cerca por los mercados, ya que se realizó en un periodo diferente al del sondeo.

Según una encuesta de Reuters a economistas, las nóminas no agrícolas podrían haber aumentado en 220 mil el mes pasado, tras un alza de 215 mil en julio.

No obstante, el crecimiento en los empleos podría ser menor a las expectativas, ya que la primera lectura de las nóminas para el mes de agosto tendió a ser más débil en los últimos años, antes de ser revisada al alza.

El informe oficial sobre las nóminas no agrícolas de agosto, que incluye el empleo público y privado, será publicado el viernes, a menos de dos semanas de la reunión que celebrará la Reserva Federal los días 16 y 17 de septiembre para fijar su política económica. Se especula que el banco central estadounidense podría subir las tasas de interés en ese encuentro.