Economía

Sofomes ya no quieren convertirse en bancos

De cinco Sofomes que mostraron interés en convertirse en banco hace dos años, sólo una ha mantenido ese objetivo, debido a que para hacerlo, se requiere un amplio capital económico, señaló la Asofom.
Yuridia Torres
14 junio 2015 22:3 Última actualización 15 junio 2015 5:5
Etiquetas
Banco Bicentenario

El fracaso de Banco Bicentenario y Banco Walmart ha desanimado a las Sofomes de convertirse en bancos, señaló la Asofom. (Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO.- Para las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes), convertirse en banco de nicho es algo que dejó de ser atractivo, afirmó Lamberto Corral Velderrain.

El presidente de la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Asofom) indicó que actualmente sólo una entidad está interesada en convertirse en institución bancaria, de cinco que manifestaron su interés hace 2 años.

Destacó que la quiebra de Banco Bicentenario y el difícil arranque que han tenido diversas instituciones, que antes eran entidades no bancarias, como en el caso de Banco Forjadores, demuestran que para una Sofom no es fácil migrar de figura jurídica.

“Ya no hay toda esa ola de bancos nuevos, se frenó, porque no es tan sencillo, las obligaciones para ser un banco con los niveles de reservas que se deben de cumplir cuesta mucho dinero, es necesario mucho capital atrás”, mencionó Lamberto.


Explicó que esto se demostró en el caso de Bicentenario, por lo que no se trata sólo de cumplir por tener un modelo de negocios y sacar la autorización.

Para los empresarios, la quiebra del Banco Bicentenario, que sólo operó 15 meses con esta figura después de cuatro décadas de fungir como la Unión de Crédito Nuevo Laredo, indica que la operación de una institución bancaria no es tan fácil y para ellos este caso es tan importante y una referencia, así como lo es como para los ahorradores es el fraude Ficrea.

“No es sencillo poner un banco de nicho y la autoridad sabe que necesita fomentar la inclusión, la competencia, la transparencia y que necesita esta figura en el mercado (…), hace dos o tres años había unos cinco socios de Asofom con intención de ser bancos de nicho, hoy conozco a uno nada más”, apuntó.

El dirigente añadió que el resto de las Sofomes dijeron que no se encuentran ni del tamaño ni en el momento para hacerlo y más porque tienen como referencia el caso de Bicentenario, y otros bancos que ya tienen la licencia, pero que no pueden arrancar.

Además puso como ejemplo el caso del Banco Walmart, quien terminó vendiendo su negocio bancario a Inbursa.

APOYAN BANCOS PEQUEÑOS
Las instituciones bancarias que dominan el mercado mexicano, es decir aquellos bancos grandes no están fondeando a las Sofomes, son las pequeñas entidades quienes confían en este sector, denunció Corral.

Resaltó que además de esto, si bien ya no continúa el cierre de cuentas hacia las Sofomes, tampoco se abren los fondos cancelados.

“Hay bancos pequeños que tienen alianzas con nosotros, con áreas de créditos especializadas para usarnos como intermediario financieros, la banca grande no nos está prestando”, enfatizó.