Economía

Sistema financiero internacional seguro
aún es reto: expertos

Anne Krueger, Phil Angelides y Anat Admati coincidieron en que los desequilibrios de los bancos llevaron a una crisis global, por lo que aún persiste el desafío de integrar un sistema financiero internacional que vele por los intereses de la población en general.
Leticia Hernández
06 octubre 2014 20:28 Última actualización 06 octubre 2014 20:56
Foro Itam

Anne Krueger, Phil Angelides y Anat Admati participaron en el foro "El México que queremos". (Tomado de Twitter)

CIUDAD DE MÉXICO.- A seis años de la crisis financiera global, aún hay desafíos en la conformación de un sistema financiero internacional seguro, regulado y sobre todo, que efectivamente vea por los intereses de la población en general y no de la élite bancaria, coincidieron economistas y exfuncionarios de organismos internacionales.

Anne Krueger, primer subdirector Gerente del Fondo Monetario Internacional durante el periodo del 2001 al 2006, destacó durante su participación en el foro “El México que queremos”, la importancia de que cada país atienda sus desequilibrios fiscales, tanto excesos de liquidez como los déficits y además, el que cada economía elija qué tan flexible será su sistema de tipo de cambio para funcionar bien. “Una vez que los países afronten el desarrollo de sus propios sistemas, es necesario encontrar mecanismos de ajuste. Los sistemas financieros nacionales tienen una importancia preponderante porque afectan al sistema internacional.

Tenemos que tener un sistema financiero que tal vez nunca llegará a la perfección, pero ninguna economía puede ir más allá sin uno y con los avances de la globalización los dotan de mayor nivel de complejidad y si no abordamos las cosas enfrentaremos problemas a futuros.




Por su parte, Anat Admati, profesora de finanzas de Stanford University, advirtió que cuando se habla de usar el dinero de alguien más para algo, el marco legal es muy relevante y debe responder estas preguntas ¿Quién toma las decisiones, quien se ve impactado y quien tiene el control?

“Vengo de Sillicon Valley y a menudo hay inversiones de riesgo que derivan en empresas como Google o Facebook pero también predominan las “star-ups” que pueden detonar burbujas como la de hace más de 10 años entre compañías de internet. También sucedió una burbuja en el mercado hipotecario, la gran diferencia fue en cómo fueron financiadas esas inversiones en cada burbuja”, señaló.

Admati ha sido reconocida globalmente por difundir su mensaje en torno a que “El gobierno está ignorando la mejor manera para fortalecer al sistema financiero. Los reguladores preocuparse menos acerca de lo que los bancos hacen con su dinero y más sobre de dónde viene el dinero”.

Durante su participación en el foro “El México que queremos”, expuso que el financiamiento con deuda crea fragilidad. “El sistema bancario lo es porque involucra las deudas iniciales de los participantes, es un sistema muy interconectado, muy opaco. Sus fallas se presentan al mismo tiempo y algunas veces las cosas no se ven con toda claridad y van creando nerviosismo y crea retiros de flujos de pánico”, dijo.

Reconocida como una de las mujeres más influyentes según Forbes, destacó que las crisis han existido por años, “pero hoy tenemos la escalabilidad de estos problemas y esto nos da más miedo. Uno de los segmentos críticos es el Sistema de Depósitos, lo que está involucrado en estas políticas es que los bancos se dan préstamos de quienes les depositan”.

Expuso el riesgo de los bancos globales no son bancos locales, “Son enormes, lo más grande que cualquier corporación en el mundo y los 28 bancos que están en la parte superior son ahora más grandes de lo que eran en el 2006”.

No obstante, la profesora reconoció que los países pueden actuar en mejora de la estabilidad de su sistema en particular en beneficio de la estabilidad global.

Al considerar que la crisis fue inevitable detonada por la burbuja de los bienes raíces, Phil Angelides, presidente de la Comisión Investigadora de la Crisis Financiera del Gobierno de Estados Unidos, señaló que hubo un fracaso de la supervisión de las políticas. “Sobre todo de una política que le dio rienda suelta por 30 años a este sistema. Vimos casos de instituciones en donde si tenían poder y otras que no tenían ningún y el interés público no se protegió, ni a nivel nacional o internacional. No tomaron por las riendas las prácticas depredadoras”, apunto quien fuera Secretario de Finanzas del Estado de California durante el periodo de 1999 al 2007.

Advirtió sobre la innovación financiera en donde el mercado de derivados, la banca en la sombra, los mercados más oscuros que han ayudado a preservar las crisis se han mantenido. Los derivados, los swaps, las cámaras de compensación en Wall Street.

“Tenemos un sistema en esencia en donde a los bancos se les acusa de fechorías pero no pagan las consecuencias, necesitamos que haya consecuencias fuertes si alguien hace algo mal. No creo que podemos construir un sistema libre de riesgos, pero podemos hacer las cosas mejor y necesitamos una reforma. El umbral de donde debemos arrancar es qué es lo que queremos que haga el sistema financiero”, dijo.

Coincidió junto con Admati en el riesgo que representan los grandes bancos globales. “Creo que ha llegado el momento de alejarnos de esos grandes bancos, son demasiado grandes para la democracia y la industria financiera ha puesto enormes recursos, unos 560 mil millones de dólares en cabildeo en Estados Unidos en la primera mitad del 2014”, apuntó.

En el foro organizado por el ITAM, en colaboración con el BID, OCDE, la UNAM y la UNESCO, en esta edición bajo el tema “El futuro del Sistema Financiero Internacional”, los tres expertos coincidieron en que los desequilibrios de los bancos llevaron a una crisis global, a una toma excesiva de riesgos, un sobre apalancamiento que es difícil regular.