Economía

Sistema financiero europeo, una fuente de riesgo sistémico: BlackRock

12 febrero 2014 4:56 Última actualización 29 marzo 2013 12:42

[Bloomberg] Explican que Chipre representa solo una pequeña porción de la economía general de Europa. 


Notimex
 
A pesar de la relativa tranquilidad observada durante los últimos seis meses, los problemas en Europa siguen sin resolverse y es donde se mantienen como principales actores los sistemas financieros, refiere BlackRock.
 
Russ Koesterich, estratega en Jefe de Inversiones de dicha firma, comentó que a pesar de la calma que se registra luego de la crisis de la deuda europea, que dominó la atención de los inversionistas durante gran parte del 2011, en esta última semana se vio un nuevo estallido en Chipre.
 
Si bien, explicó, Chipre representa solo una pequeña porción de la economía general de Europa, al aportar solo 0.2% del Producto Interno Bruto (PIB), es importante observar lo que ocurre en esa nación porque sus problemas son el indicio de una preocupación mayor: la naturaleza aún frágil del sistema bancario europeo.
 
En su opinión, los problemas de Chipre no surgieron por un gasto público excesivo, sino porque su sistema bancario es demasiado grande en relación con el tamaño de su economía en general.
 
Así, señaló, el rescate anunciado recientemente debería ayudar a estabilizar el país en el plazo inmediato y, dado que el paquete está diseñado para reducir el tamaño de los bancos de Chipre, debería brindar algo de alivio a largo plazo también.
 
Sin embargo, advirtió, como sucedió con las medidas provisorias que se implementaron en toda Europa en los últimos dos años, este acuerdo definitivamente no resolverá todos los problemas.
 
"Chipre aún enfrenta una recesión significativa y el sistema bancario de Europa en su conjunto se mantiene insuficientemente capitalizado y vulnerable a otros golpes", subrayó.
 
Recordó que si bien técnicamente, la Unión Europea ha acordado aumentar la integración bancaria, la implementación de esta medida ha sido lenta.
 
Además, comentó, es un tema que sigue siendo polémico en el aspecto político y, con las elecciones de Alemania pendientes hasta septiembre, es poco probable que se vea algún progreso real en este sentido hasta fines de 2013 o principios de 2014.
 
"Entre tanto, prevemos que el sistema bancario europeo seguirá siendo una fuente de riesgo sistemático en los próximos meses", advirtió el especialista.