Economía

Sindicato Ferrocarrilero "se sube" al tren rápido México-Querétaro

Los trabajadores han recibido capacitación técnica en Japón, Francia y España y están listos para maniobrar trenes de pasajeros, destacó el Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana.
Édgar Amigón Domínguez
12 junio 2014 11:21 Última actualización 12 junio 2014 14:39
Medios de transporte

Se trata de un ferrocarril que mínimo tendrá una velocidad de 200 kilómetros por hora. (Reuters)

El Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (STFRM) se declaró listo para suministrar al personal adecuado para operar el tren rápido México-Querétaro.

El sindicato dijo que desde que el presidente Enrique Peña Nieto anunció el regreso del ferrocarril de pasajeros, desaparecido luego de la privatización del sector en 1995, el gremio se ha dado a la tarea de capacitar al personal mediante cursos en trenes de este tipo en naciones como España, Francia y Japón.

En entrevista, el dirigente nacional, Víctor Flores Morales, explicó que por tratarse de un tren dirigido sobre todo a hombres de negocios, la capacitación incluye conocimiento general sobre la historia de México, el manejo de un idioma, principalmente el inglés y 50 por ciento de otro, así como conocer las herramientas tecnológicas para apoyar a los hombres de negocio.


Y aunque en los últimos años la industria automotriz y de autopartes ha inundado a los estados del Bajío, no se debe dejar de lado que el turismo también representa una opción de negocios, por lo que se está capacitando a los trabajadores ferrocarrileros en este rubro, dijo.

Además, el sindicato ofrecerá a las empresas que ganen la licitación los conocimientos y personal para el “tirado” de vías, así como la construcción de estaciones tanto fuera como dentro de las ciudades.

“Estamos hablando de un ferrocarril que mínimo tendrá una velocidad de 200 kilómetros por hora, lo que obliga a ser muy precisos en la edificación del mismo para evitar accidentes y de esta manera ofrecer un servicio similar al que hay en las principales capitales europeas y asiáticas”, señaló.